alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Una experiencia maravillosa en el cierre de la escuela de verano
escuela adultos 1 Nota 632x380

José Ignacio Delard llegó desde su oficina hasta el Monumental, lo viene haciendo durante todo enero y aunque es hincha acérrimo de Colo-Colo entrar al Monumental como un jugador del club es una experiencia totalmente distinta. Para un hincha del Cacique entrenar y jugar en estas canchas no tiene precio y de eso se trata la escuela de fútbol para adultos que acaba de finalizar en su versión veraniega: “Ha sido una experiencia muy buena porque se conoce nueva gente, nuevas amistades, se aprende de técnica y puedes compartir. Vives un momento alegre después de la oficina”, explica José.

Esta tarde José ha jugado como extremo, buscando abrir la defensa por la banda izquierda. Su equipo termina ganando el partido gracias a una precisa asistencia de su pierna izquierda. La experiencia ha sido tan buena que José Ignacio ya decidió que seguirá en la escuela durante todo el año: “Trabajamos la parte física, la técnica, hacemos fútbol reducido. La verdad es que esto me viene de perilla cuando se acaba el día”.

El éxito de la escuela de verano se repite cada temporada desde hace cinco años, una popularidad que en gran medida se explica por su director, Luis Hormazábal y por lo extraordinario que es vivir como un futbolista del Cacique: “Esto significa como una pretemporada. Le hacemos vivir esto como si fueran jugadores profesionales para que esto les sirva para el resto del año”. Y para el resto del año el éxito ya está asegurado: “Esta escuela es abierta y es un servicio de Blanco y Negro para los colocolinos. Puede participar cualquiera siempre que tengamos cupo”. Pero como es de esperar, para 2016 ya no quedan vacantes.

Así resume el gran Chupete su trabajo en esta escuela: “Es una linda experiencia. Lo disfruto y lo paso muy bien. Es una experiencia maravillosa”.