alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Una derrota inesperada
cc la calera 2 Nota

Un equipo inédito saltó a la cancha del Monumental y los 11 que se calzaron la del Popular respondieron al desafío. Con pocos minutos en el campeonato hoy fueron titulares: Cortés, Fierro, Campos, Suazo y Carvallo. De los titulares habituales contábamos con Baeza, Opazo y Valdés.

La aclaración es necesaria porque podría pensarse que a Colo-Colo las ausencias le costarían funcionamiento, pero no fue así. El equipo dominó el juego, fue más que Unión La Calera y ya en el primer tiempo mereció al menos irse con un gol de ventaja al descanso. Lo tuvo Octavio, pero González y luego el vertical no lo permitieron. Valdés tuvo otra clarísima con un doble enganche en el área y una definición con su sello al segundo palo, pero se la sacaron de la línea. En la última jugada de la primera parte Pinares sacudió el horizontal.

Por eso el Monumental sintió el golpe cuando Bryan Fernández aprovechó la habilitación de Abán para abrir la cuenta. Una jugada fortuita terminó con Bryan Cortés buscando la pelota dentro de nuestro arco. Un martillazo en la cabeza para los nuestros y un golpe de confianza para el disminuido Calera.

El aliento se hizo más fuerte entonces en las tribunas y el equipo lo fue a buscar al ritmo de los cantos. Campos estuvo cerca de cabeza, mientras Carvallo y Opazo machacaban por banda izquierda. Hasta que llegó la sucesión de jugadas que definieron el partido: Primero una clara mano de Retamal en el área que pasó por alto Gilabert y en la contra el segundo de Bryan Fernández.

Mucho castigo para un equipo que solo en el final del partido y con el 0-2 en el marcador fue superado en el juego. Pero el fútbol no es de merecimientos y hoy a los colocolinos nos quedó más que claro.