alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Un pequeño acto de justicia con el “Huaso” León, el ignoto campeón del 37
El diploma de José León

José Segundo León Rodríguez. Ese es el nombre del defensor que se anota en la historia del Cacique como uno de los 19 jugadores que participó en cancha del primer título de Colo-Colo, en 1937.

En las crónicas de la época e incluso en las lecturas de las fotografías de los diarios, José Segundo León era reseñado como “León” o “Víctor León”. Al lado de Nemesio Tamayo, el “Tigre” Sorrel, los hermanos Arancibia y el “Rata” Rojas -entre otros ilustres campeones del 37- aparece “León”. Así, sin nombre de pila, como se lee en la siguiente imagen de 1939, y donde José Segundo es el cuarto jugador entre los que están de pie, de izquierda a derecha:

“Mario Salazar, Norton Contreras, Óscar Medina, León, Juan Montero…”, dice la bajada de foto.

Será tal vez porque aquel 1939, siendo parte del plantel, no jugó ningún partido oficial. O porque de los 12 partidos del 37 solo jugó uno, y entrando desde el banco. Fue allí donde José León -nacido el 25 de febrero de 1913- entró a la historia. En la 5a fecha, en el duelo frente a Audax, don José Segundo aportó con su granito de arena para aquel título de los invictos.

José Segundo León reemplazó a los 40 minutos a Conrado Welch, cuando el juego iba 1-1. Aquí, la ficha de ese mítico partido:

Campeonato 1937 – 5ª fecha

Domingo 11/7/1937
Colo-Colo vs Audax Italiano
4-2
Árbitro: Alfredo Vargas
Estadio: Militar
Público: 6.000
Colo-Colo: Pedro Fernández; Conrado Welch (40’ José Segundo León), Nemesio Tamayo; Juan Montero, Arturo Torres, Amadeo San Juan; Enrique Sorrel, Manuel Arancibia, Arturo Carmona, Carlos Arancibia, Tomás Rojas. DT: Arturo Torres
Goles: 15’ Riveros (AI), 33’ Enrique Sorrel de penal (CC), 50’ Óscar Bolaños (AI), 56’ Enrique Sorrel de cabeza (CC), 73’ Arturo Torres de distancia (CC), 80’ Carlos Arancibia de distancia (CC).

El periodista Edgardo Marín -el más notable historiador del fútbol chileno- lo reseña en sus libros “La historia de los campeones” y “De David a Chamaco” como “Víctor León”, de manera errónea, víctima de algún reportero de la década del 30 que así lo presentó alguna vez, confundiéndose con Víctor León Morales, ex jugador del Gimnástico Arturo Prat que -según Sebastián Salinas, otro destacado historiador del Cacique- también jugó en el Colo-Colo del 37, pero solo amistosos.

Lo cierto es que José Segundo León Rodríguez actuó en Bádminton, equipo con el que fue a una gira a Bolivia en 1936, para luego arribar a Colo-Colo, donde alzó el título del 37 y fue parte del plantel monarca de 1939.

Tras dejar el fútbol León tuvo una vida de dulce y agraz. Su pierna amputada fue su karma, cercenada como su espacio en la historia. Aunque, era que no, el “Huaso” León encontró el amor en Esperanza Morales y en sus hijos y nietos. En la década del 70 (época de la foto precedente) convirtió en rito sus viajes dominicales con su nieto, el “Turín”, a la cancha del Estadio San Eugenio, previa conversa en torno a una cañita, donde el “Huaso” seguramente intentaba convencer a los comensales de que él, José Segundo León Rodríguez, fue campeón con Colo-Colo en el primer título de la historia alba.

De eso no hay dudas.

El “Huaso” León falleció el 27 de junio de 1998, mismo día que la Selección Chilena se enfrentaba con Brasil en París, por los octavos de final del Mundial de Francia. Mientras Salas, Zamorano, Margas y Sierra jugaban en la competencia máxima, José Segundo apagaba corporalmente su vida en silencio.

Hoy mostramos el documento que acredita a José Segundo León Rodríguez como parte del primer título del Cacique. Aquí el diploma que tatúa en la historia el aporte del “Huaso” al Eterno Campeón.