alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Un debut inesperado
Opazo vs Atlético Nacional

El partido estaba pintado para un empate. Ni Colo-Colo ni Atlético Nacional se habían sacado ventajas durante el desarrollo del partido. Prácticamente no hubo llegadas profundas en ninguno de los arcos y ambos porteros fueron más espectadores que protagonistas del primer partido del grupo.

Eso sí, si un equipo hizo merecimientos durante el primer tiempo ese fue Colo-Colo. Con un Carmona ganando todo en el mediocampo y un Opazo inspirado, el Cacique jugó los primeros 45 minutos en el campo verdolaga. Y aunque dominó la posesión y se jugó al ritmo albo, no logró meter el último pase que dejara en posición de anotar a Paredes o Rivero.

En ese contexto un remate de Valdés muy al centro y un cabezazo de Rivero que salió desviado fueron las más claras para el Cacique. De parte de Atlético Nacional sólo un cabezazo alto que embolsó sin problemas Orión. Al descanso nos fuimos con la sensación que un poco de inspiración de los nuestros podía cambiar el partido.

Sin embargo en el complemeto Atlético Nacional juntó aún más sus líneas y prácticamente no dejó espacios a Colo-Colo. Los colombianos esperaron pacientes que s eles abriera una posibilidad en el área blanca y esa oportunidad llegó a los 67′ cuando Campuzano metió un pase filtrado que Vladimir Hernández aprovechó sacándose a Orión y marcando el gol que al final le daría el triunfo al visitante.

Luego de eso Colo-Colo intentó, pero casi no traspasó el espeso muro de defensores que propuso Atlético Nacional. Sólo una clara tuvo en los pies de Baeza, luego de dos rebotes aéreos el 23 metió un derechazo potente que se fue por muy poco arriba del ángulo. De ahí no hubo más. Comenzamos el camino con un tropiezo, a retomar el paso y a buscar los triunfos afuera. ¡Vamos Cacique!



No se pudo contectar