alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Un campeón del mundo visitó el Monumental

Una ilustre visita estará por estos días en el Estadio Monumental. Se trata ni más ni menos que del ex goleador de la selección de Argentina campeón del mundo en 1978, Leopoldo Jacinto Luque.

El campeón del mundo vino junto a su hijo Franco Di Lorenzo, de 17 años para que  el joven volante diestro pruebe suerte en las divisiones cadetes del Cacique, explicó el propio Luque “hice contacto hace un tiempo con José Daniel Morón, a quien lo tuve de jugador y luego me encontré con Marcelino Espina (actual buscatalentos albo y con quien aparece en la foto), acá en Colo Colo para ver si mi hijo tiene opciones acá”, reveló el goleador.

Luque comentó que “desde pequeño que Franco tiene interés de probar suerte acá y desde hace mucho tiempo que habla mucho de Colo Colo, de lo importante que es este equipo, sobre todo de las buenas actuaciones que tuvo con Borghi, y por eso quise que Franquito llegara acá”, señaló el ex atacante.

El ex goleador trasandino se mostró igualmente sorprendido por la infraestructura que encontró en Colo Colo “no te miento si te digo que este complejo es del primer mundo. Yo estuve hace pocos meses en Holanda, donde conocí muchas instalaciones y te digo que en mi experiencia estas canchas, esta Casa Alba y todo este paño verde ni siquiera en Argentina lo encontramos”, comentó el ex seleccionado trasandino.

De sus viajes a Chile tiene más bien recuerdos de vacaciones, debido a su cercanía con nuestro país por su residencia en Mendoza. Aunque el ex ariete recuerda con certeza un par de encuentros que jugó en el Estadio Nacional “acá jugué por River Plate la final de la Copa Libertadores, que perdimos ante Cruzeiro el año 1976 y luego vine para la despedida de Carlos Caszely, un partido memorable donde habían muchas figuras de la talla de Cubillas y Figueroa, ese partido es inolvidable”, recordó el goleador.

Ahora, en el Estadio Monumental, Luque pasea y observa con atención a su hijo que está a prueba junto a las cadetes de Colo Colo. También se ilusiona “el chico tiene pasta”, y sigue mirando a su retoño.