alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Un angustiado camarín albo pidió disculpas a los hinchas

Tras la negra tarde vivida en el Estadio Nacional, los jugadores colocolinos permanecieron buen rato en el camarín 14, en un ambiente difícil de explicar. La derrota dolió, y mucho. Hubo lamentos pero también autocrítica.

“Hoy no estuvimos a la altura de lo que es Colo Colo. Esto no es un equipo chico”, sentenció el capitán Esteban Paredes. “No sé si estuvo bien la expulsión de Mauro Olivi, pero el partido pasó por la expulsión”, añadió el delantero.

El experimentado Pablo Contreras también fue categórico: “No estuvimos a la altura, fuimos superados en el juego colectivo e individual. Solo nos queda pedir disculpas”.

“Vergüenza, qué más vamos a sentir. Le pedimos disculpa a la gente nomás por lo que hicimos”, aportó un acongojado y abatido Luis Mena.

Antes de la salida de los jugadores, el presidente del club Carlos Tapia también habló ante los medios de prensa. “Caímos ante un gran rival, fuimos superados en todas las líneas. Universidad de Chile pasa por un periodo notable… No tengo memoria de que hayamos sufrido una derrota tan aplastante. Quiero pedirle disculpas al pueblo colocolino. Redoblaremos los esfuerzos para que este momento triste sea superado. Hoy día hay tristeza”, lamentó Tapia.