Etiqueta: Torneo Nacional 2018


Fueron muy intensos los primeros minutos del partido. O’Higgins reducía eficientemente los espacios adelantando a sus centrales, acortaba su equipo y ponía presión sobre los jugadores del Cacique. El rival obligaba a jugar rápido. Con la calidad de jugadores que tenemos el Cacique se adaptó a un juego más vertiginoso y forzó a los de Rancagua a jugar más atrás de lo que están acostumbrados. También generó las dos primeras ocasiones de gol, ambas por la banda izquierda del Cacique con Valdivia primero y luego Octavio muy cerca de anotar el primero antes de los 10 minutos.

La presión alba asfixiaba a ratos a O’Higgins, pero cuando los pupilos de Milito lograban saltarla lograban ataques peligrosos en extremo. El más claro el que comandó Joel Acosta, el delantero llegó hasta el área en base a velocidad y habilidad y su remate se fue apenas desviado únicamente por la velocidad de Baeza que llegó a molestarlo en el último segundo. El visitante comenzó a apretar más arriba a Colo-Colo, le presionó la salida y fue así como consiguió abrir el marcador a los 33 minutos, nos presionaron en la salida, habilitaron profundo a Mazzola que remató fuerte y cruzado, imposible para Orión.

Colo-Colo asumió aún más el protagonismo después del gol y casi no le prestó la pelota al visitante por el resto del primer tiempo. Los rancagüinos comenzaron a cometer muchas faltas cerca del área y con la pelota parada el cacique estuvo muy cerca de empatarlo. Baeza primero y Gabi Suazo después casi nos permitieron gritar gol antes del descanso, pero Pinto tapó el primero y la pelota se fue apenas desviada en el segundo. Teníamos 45 minutos para darlo vuelta.

Guede mandó al campo a Paredes y Valdés, pero el partido se planteaba muy desde lo físico. A Colo-Colo le costaba superar a O´Higgins en ese plano, tan así que en los primeros 15 minutos del complemento no logramos generar ninguna llegada. Nuestro DT buscó nuevas respuestas enviando al Topo Berríos a la cancha y abriendo al Pájaro Valdés a la banda izquierda. El cambio también le permitió a Carmona romper más en ofensiva. Colo-Colo empezó a encontrar nuevos caminos, a los 63 llegó profundo con un remate del Torta que sacó bien Pinto, a los 65 Octavio casi anticipa a Pinto de cabeza en el área, a los 70 el Valdés y Berríos estuvieron muy cerca del empate, al igual que Carmona a los 73 y Paredes reventó el horizontal a los 75. Colo-Colo hacía merecimientos para empatarlo, pero el arco no se abría.

Hasta los 80 cuando una pelota alta fue ganada por Carmona cerca del área y Zaldivia, que se había quedado en el área después de un córner, quedó solo frente al arco, Definió cruzado, nada que hacer Pinto y a buscar el triunfo. Andaur dejó pasar un claro penal en favor de Colo-Colo por mano en el área y sancionó con amarilla una falta durísima de Fuentes contra Valdivia, eso era roja En Chile, en la Premier League y hasta en Uruguay.

Pero no se cobró y ya no hubo más ocasiones de gol. El partido quedó empatado y quedamos con una sensación de gusto a poco. Hicimos méritos para ganarlo, el equipo metió a O’Higgins en su arco los últimos 30 minutos y tuvo a una Ruca vibrante que no dejó de alentar en todo el partido. Pero no nos alcanzó. Ahora viene la Libertadores. ¡Vamos Cacique!

Hoy enfrentamos un duelo que tiene todo para transformarse en un partidazo. Dos equipos que juegan un fútbol ofensivo y vistoso, con grandes individualidades, en una hora espectacular para jugar al fútbol y con dos técnicos del más alto nivel. Veamos las claves de un partido que históricamente ha sido un verdadero espectáculo.

La posesión
O’Higgins ha vivido una transición de estilo. Desde el fútbol directo y físico de Cristián Arán al elaborado y técnico de Milito. Esa transición ha derivado en que el equipo rancagüino ahora privilegia la salida desde abajo y la construcción de ataques más complejos, con más hombres y a través de los circuitos de pases construidos por sus hombres. A través de esta arma O’Higgins ha dominado a los tres rivales a los que ha enfrentado, más allá de que con uno de ellos perdió (Everton 1-2 en Rancagua). Por esta misma razón es que los celestes han dominado en la posesión a sus tres rivales. Con Universidad de Concepción consiguió 60,6%, con Everton 67,9% y con Huachipato 52,9%. Con esos tres rivales la posesión además derivó en mayor cantidad de ocasiones de gol y mayor cantidad de remates al arco: 7-2 contra el Campanil, 4-3 contra Everton y 6-1 contra Huachipato. Es decir, la posesión le permite ser más profundo y generar más peligro que sus rivales. Colo-Colo también es habitualmente dominador en sus partidos, cuesta quitarle la pelota y cuando te mete en un arco prácticamente hace desaparecer al rival. Y si bien en la primera fecha perdió en cuanto a la posesión (46% vs. Antofagasta) a partir de ahí empezó a subir en cada partido el porcentaje del tiempo con el balón en sus pies: 51% contra Audax y 60% contra Palestino. La lucha por la pelota y el control del partido entonces, será clave esta noche.

Paredes
Cada vez más cerca del récord de Chamaco, Esteban Paredes es el exclusivo goleador de Colo-Colo en lo que va del campeonato chileno además de ir puntero en la tabla de goleadores del torneo con seis tantos. Con su nuevo color de pelo parece ser verdad que aumentó un nivel su ki, al estilo de Gokú, Gohan y Vegeta en Dragon Ball. Esteban Efraín está intratable, hace goles en todos los partidos y nadie parece estar en condiciones de detenerlo. Su capacidad para aguantar, su técnica exquisita y su olfato goleador se han complementado a la perfección para prácticamente no fallar ocasiones frente al arco. Su tarea se ha visto beneficiada por el alto nivel de sus acompañantes. Nicolás Orellana, Valdivia, Opazo y Rivero ante Palestino han estado muy finos en las asistencias para que el 7 siga haciendo crecer su leyenda en el Cacique. Hoy volverá a ser el capitán y confiamos en que seguirá anotando en La Ruca.

Ofensiva
Tanto O’Higgins como Colo-Colo van al frente, buscan el arco rival y lo hacen con buen juego y jugadores en alto nivel. Al ya nombrado Paredes, hay que sumar a Nicolás Orellana que si bien no ha estado fino en la definición, en cada partido su aporte se vuelve más importante, su velocidad, potencia y desbordes han sido un descubrimiento para Guede que lo ha hecho jugar como titular en las tres fechas de torneo. Octavio Rivero está recuperado, entró con Palestino y regaló una asistencia en el gol de Paredes. Parece ser que el “Uru” no ha perdido mucho con su lesión y esperamos que hoy lo siga mostrando. En O´Higgins cuentan nuevamente con Ramón Fernández que volvió a Rancagua tras su paso por el Cacique, pero los dos que están haciendo mucha diferencia en estas tres fechas son Nicolás Oroz y Joel Acosta. Entre los dos han hecho 4 de los 5 goles del equipo en el torneo, pero más allá de eso están jugando a gran nivel. Oroz es un volante de gran técnica y facilidad para llegar al gol, fue formado en Racing de Avellaneda, pero su mejor campaña fue en Chacarita Juniors donde consiguió el ascenso siendo titular en el funebrero. Acosta en cambio tiene una carrera más dilatada, alcanzó a debutar en Boca, club que lo formó, y luego tuvo pasos por el Siena, Almirante Brown y el Pescara, pero es recién ahora donde parece sentirse realmente cómodo, siendo más importante en delantera y convirtiendo goles.

El líbero
Ha sido el tema de toda esta semana en La Ruca. ¿Quién reemplazará a Barroso? Al parecer la carta más segura es otro argentino, Juan Manuel Insaurralde, aunque contra Palestino fue Claudio Baeza el que asumió esa posición. Como sea, ambos dan plenas garantías y no deberían tener problemas para asumir ese rol porque más allá de sus capacidades, tal como lo reconoció el propio ex Boca, Pablo Guede los ha hecho entrenar en las distintas posiciones del campo donde los pueden incluir, así que se sienten con la confianza suficiente para ocupar el lugar de Julio.

Todo listo
La cancha está maravillosa, el clima perfecto, una tarde-noche de verano que parece haber sido hecha para el fútbol. A las 20:00 horas empezará a jugarse el partido y se esperan 30 mil espectadores en La Ruca.

Colo-Colo vs. O’Higgins
4a fecha
Viernes 23 de febrero | 20:00 horas
Estadio Monumental
TV: CDF HD | CDF Premium
Metro: Línea 5, estación Pedrero
Transantiago: 
Desde Plaza Italia por Vicuña Mackenna recorridos 210 y 213e
Desde Puente Alto por Vicuña Mackenna recorrido 213e
Desde Peñalolén por Departamental recorrido 107
Desde Pedro Aguirre Cerda por Departamental recorrido 107 y 108


Colo-Colo mostró su solidez al vencer por 3-2 a Audax Italiano en la segunda fecha del Torneo Nacional 2018, en partido disputado en el Estadio Monumental.

Como en tantas jornadas, la gran figura fue Esteban Paredes, quien marcó los tres goles albos.

El Cacique fue sellando su triunfo desde temprano. A los 8′ Paredes le dio de tiro libre y marcó el primero, aunque Peric la trató de sacar cuando la bola traspasaba la línea de meta.

A los 22′ vino el gol tranquilizador en un jugadón. Orión salió desde el fondo dándosela a Baeza. Éste tejió desde atrás, pasó a Valdivia, éste a Opazo que como siempre trepó por la derecha, centro y Paredes finiquitó de “hoyito” ante Peric.

Paredes tuvo para alargar las cifras de penal (le dio al palo) e iniciando el segundo tiempo repitió un tiro en el poste.

Promediando el segundo tiempo, Santos descontó de cabeza, pero Colo-Colo supo manejar la ventaja.

Sin embargo, a los 90′ Bosso logró el empate, con un remate en el área chica.

Pero Colo-Colo tiene a Paredes quien de cabeza marcó en la jugada siguiente al gol de Audax. Notable el crack.

Triunfo justo y parte del paso a paso del Cacique. Dos de dos en el torneo en la previa de la “Noche Alba” del miércoles ante Alianza de Lima.