Etiqueta: Luis Mena


Luis Mena Irarrázabal ostenta un récord que muy pocos podrán igualar: Es el jugador que más títulos en la Primera División del fútbol chileno, 12 en total.

El canterano, quien jugó prácticamente toda su vida en Colo-Colo (estuvo a préstamo en el 2001 en Puerto Montt), recordó todos los campeonatos que ganó en el Cacique y uno de sus pocos goles que convirtió en su carrera (siete en total) que le anotó a Audax Italiano en la final del 2006.

¿Qué se siente ser parte importante de la historia de Colo-Colo?

Soy un agradecido de Colo-Colo, es mi hogar, ya que paso más en el estadio que en mi departamento y estoy muy orgulloso de todo lo que hice. Nunca me imaginé estar en la historia del club, nosotros lo único que queríamos cuando chico era jugar por Colo-Colo.

Siempre quise vestir la camiseta número tres porque estaba el Chano Garrido que era el ídolo que ocupaba ese número, siempre soñé con vestirlo y era mi sueño. Después fui logrando cosas, títulos, jugar con ídolos del club, jugar con equipos tremendos, jugar en la quiebra, ganar un título en la quiebra no fue fácil, el tetracampeonato con el Bichi con un equipazo y sumar esos logros a uno lo deja muy orgulloso.

De todos los títulos que ganaste en el club ¿Cuál es el que más recuerdas?

De todos los títulos uno tiene un recuerdo especial, el título que le ganamos a Universidad de Chile fue fantástico en el Estadio Nacional, fue una montaña rusa ese, fue muy emocionante en los penales y ganarle al archirrival es entretenido, pero creo que el título que más recuerdo y nostalgia que uno tiene es el de la quiebra. Fue en un momento muy duro para la institución, ya que fue duro y uno quería aportar. Nos daba miedo que el club desapareciera que era lo que nos decían los síndicos.

Fue un título recordado por la gente donde habían muchos jugadores formados en casa, prácticamente todos nos formamos en casa y después éramos los estandartes del equipo. Teníamos un técnico que también se formó en el club como Jaime (Pizarro) y logramos un título inédito, ya que no sé si otro club en el mundo fue campeón en un estado de quiebra.

En la final del tricampeonato contra Audax Italiano te tocó marcar un golazo una faceta poco habitual para ti…

Sí, la verdad que cuando se alinean los astros puede pasar cualquier cosa. Lo recuerdo con mucho cariño, ya que veníamos de un momento muy duro como perder la final de la Sudamericana, que sin lugar a dudas es el momento más triste como deportista. Queríamos darle un título internacional y no pudimos.

Audax nos estaba complicando mucho y Carlos Villanueva nos marca el 1-0 y Audax con todo estábamos muy complicado y cuando me hace entrar el Bichi la gente no lo entendía, pero resultó de mil maravillas, ya que tuve participación en uno de los goles de Humberto donde le doy un pase de media distancia y después la convicción del equipo de ir a buscar el ataque y termina con un gol que hasta el día de hoy la gente lo recuerda con mucho cariño y yo también, ya que fue el 3-1 y nos sentíamos campeones de nuevo.

¿Cómo recuerdas el tetracampeonato?

Hay una frase del “Bichi” Borghi que siempre la recuerdo con mucho cariño. Estábamos a punto de ser tetracampeones, íbamos a jugar el partido final contra Universidad de Concepción y Claudio nos vio muy nervioso y nos dijo que nosotros no nos dábamos cuenta de lo que íbamos a lograr ese día y era verdad. Nosotros lo único que queríamos era jugar y ser campeones y no nos dábamos cuenta que estábamos a un paso de lograr que era el tetracampeonato, un logro histórico del club, que los nombres que iban a aparecer en la historia eran los nuestros.

Y también estuviste en la 30 un título que costó mucho conseguir.

Costó muchísimo, después de muchos años de altos y bajos y llegó ese momento de la mano de Héctor (Tapia), se armó un muy buen equipo, llega Jaime, estaba Justo y empezamos a lograr un camino que se canalizó en ese partido con Santiago Wanderers a estadio lleno donde Felipe Flores hace el 1-0 que nos dio la posibilidad de celebrar y obviamente fue muy emotivo para todos y que sin querer, fue mi último campeonato, pero las cosas se dieron así.

 

 

 

 

El domingo 15 de marzo fue el último partido que disputó la serie Sub 17 de Colo-Colo. En aquella ocasión, los dirigidos por Luis Mena igualaron 1-1 con Cobresal en el Monumental.

Días después vino la suspensión del fútbol por la pandemia mundial del Coronavirus y la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) decidió suspender el Fútbol Joven hasta agosto en primera instancia.

Un mes y medio ha pasado desde el confinamiento, sin embargo, los jugadores han seguido entrenando en sus respectivos hogares y el “Multicampeón” reveló como han sido estos trabajos y además, la sorpresa que le tiene preparado a sus jugadores.

¿Cómo afrontaron el receso del Campeonato?

Estábamos con muchas ganas y ansias de seguir compitiendo, sabiendo que muchos están en una etapa donde tienen que tomar decisiones que después se transforman en decisiones claves para su vida. Estando en una Sub 17 muchos ven la posibilidad de pasar a la Sub 19 o ir al primer equipo y otros quizás ven que no tienen las condiciones y buscan otros horizontes.

Tuvimos que parar, pero hay que prevenir, la salud está primero. Hemos trabajado desde casa, monitoreando y enviando rutinas de trabajo. Obviamente que queremos volver a la actividad, pero en buenas condiciones, ya que vienen de distintos lados y está duro el tema para volver pronto.

¿Qué medidas han tomado como cuerpo técnico para entrenar?

Soy un convencido que el tema educacional es primordial para ellos, siempre les estoy diciendo que estudien, ya que es parte fundamental de nuestra formación. Por lo mismo, a veces, es complicado juntarse todos, ya que varios estudian. Por lo mismo, hemos trabajado con zoom, distintas actividades, enviamos rutinas de ejercicios y ellos nos envían sus videos para ver si es que lo están realizando de buena forma.

He tenido reuniones individuales con ellos, ya que nos hemos encontrado con distintas realidad. Algunos tienen casas grandes y otros no tienen patio para entrenar. Hemos hablado con ellos para ver cómo han afrontado esta realidad, tanto en el tema deportivo, de estudios psicológicos y es un grupo muy trabajador y sabemos que a la vuelta van a llegar de muy buena forma.

Esta semana comenzamos con charlas con ex jugadores. Muchas veces lo hacía de manera presencial en el estadio fueron (Jorge) Valdivia, (Rodrigo) Meléndez y (Ricardo) Dabrowski en su momento. Esta semana será el miércoles (Domingo) Salcedo que hablará con defensas y volantes defensivos. El jueves Justo (Villar) con los arqueros y defensas y Lucas (Barrios) con los volantes ofensivos y delanteros el viernes.

La idea es que los jugadores aprendan de sus experiencias y ellos están con mucha expectativa con estas charlas donde buscaremos sacar el máximo de provecho con estos grandes amigos y grandes personas.

¿El tema psicológico ha sido fundamental para sobrellevar este receso?

Absolutamente y por eso la idea de las charlas con estos amigos Ellos han vivido momentos duros en su carrera, con mucho sacrificio para llegar a jugar donde jugaron. Seguramente algo tienen que decir para que ellos puedan trabajar su mente y ellos puedan llegar y cumplir sus metas.

Has trabajado mucho con la categoría 2002 y varios ya han tenido experiencias internacionales ¿Cómo te sientes al ver el crecimiento de los jugadores?

Tengo el gusto de trabajar con esa categoría. Los tuve en la Sub 15, Sub 17 y ahora están en la Sub 19. Es una categoría espectacular, donde me siento muy orgulloso de verlos crecer, de lograr sus objetivos, ya que han llegado a lugares donde no se habían imaginado. Ya hay varios en el primer equipo como Vicente Pizarro, Luciano Arriagada, Alexander Oroz, Joan Cruz que es 2003 y ahora está conmigo.

He disfrutado mucho de verlos crecer y me siento orgulloso, independiente de ganar seis de los últimos siete torneos que he disputado, pero independiente a los campeonatos que es grato y bonito, lo que me llena de orgullo es verlos crecer y que cumplen sus sueños. Ya jugaron un Mundial en Brasil y verlos vestir la camiseta nacional me dio alegría y eso me dice que vamos por buen camino, aportando con nuestro granito de arena.

 

Batas de campeón