alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Sub 17: Victoria clave en Quilín
Gonzalo Miranda

Con la lucha desatada por el primer lugar del grupo entre Colo-Colo y Audax Italiano, el partido de esta mañana ante Palestino resultaba crucial, principalmente por la calidad del rival. El equipo de La Cisterna siempre es un duro escollo para nuestros muchachos y hoy volvió a serlo. Lo dejó bien claro a los dos minutos cuando desde un tiro libre frontal encontraron el balón en el área y se pusieron en ventaja.

Fue un golpe del que es difícil reponerse, pero a la luz del trámite del partido y del resultado final terminó siendo positivo. Colo-Colo se hizo dueño de la pelota y empezó a devolver los golpes. Con dos punteros muy incisivos como Maturana y Briones, el equipo lograba ser profundo de manera constante. Precisamente “Rulo” Briones tuvo una buena ocasión para empatar, pero el arquero lo impidió, similar resultado a un mano a mano muy exigido que tuvo Iván Morales, el goleador no pudo sacarse al portero tricolor que mandó la pelota al tiro de esquina.

Colo-Colo atacaba, atacaba y atacaba y ya sabemos cuando el cacique se suelta difícilmente se le puede hacer el peso. El gol del empate fue una verdadera demostración de convicción y voluntad porque remató Iván, remató Vargas, remató Ohlsson y la pelota no entraba, el último rebote cayó en los pies de Juan Araya que la metió en la ratonera. Colo-Colo lo merecía, empezaba a hacerse justicia.

El gol volvió aún más peligroso al Popular que comenzó a recuperar el balón en mediocampo y salir rápido con apoyos numerosos por todo lo ancho de la cancha. Así llegó el segundo, Chilote metió un pase -una verdadera puñalada- al corazón del área árabe, Iván Morales ya había hecho una diagonal imposible de contrarrestar y quedó otra vez mano a mano con el arquero, sólo que en esta ocasión tenía más espacio y tiempo. ¿El resultado? Pelota en la red y el Cacique se iba al descanso en ventaja.

El segundo tiempo comenzó tal como había terminado el primero, Colo-Colo era extremadamente peligroso y parecía que en cualquier momento liquidaba el partido. Y lo hizo en cuatro minutos. Desborde lleno de velocidad y viveza de Benjamín Briones, centro-pase a la cabeza de Diego Ohlsson y a cobrar.

El tres uno podría haberse puesto en peligro cuando a los 68′ el árbitro cobró un dudoso penal en contra. Pero en el arco estaba Javier Flores, un especialista, un atajapenales de raza. Le amagaron cruzado, pero él no creyó, se lanzó a su izquierda y se quedó con la pelota. Faltaban 20 minutos para el final, pero Palestino dio su último respiro en ese disparo. El cacique debió haber anotado un cuarto gol, pero le faltó fineza.

Aparte del triunfo, la otra gran noticia que entregó el partido fue el regreso a las canchas del Topo Berríos, el volante alcanzó a jugar cinco minutos tras superar una fractura. ¡Vamos Cacique!

Colo-Colo 3-1 Palestino

Colo-Colo: Javier Flores, Misael Llantén, Diego Ohlsson, Vicente Herrero, Diego Cayupil (69′ Nicolás Martínez); Gonzalo Miranda, Juan Vargas (90′ Fabían Álvarez), Juan Araya; Isaac Maturana (85′ Benjamín Berríos), Iván Morales, Benjamín Briones. DT: Christian Guzmán.

Goles:
1-1 Juan Araya (37′)
2-1 Iván Morales (43′)
3-1 Diego Ohlsson (49′)

Tarjetas amarillas:
Diego Cayupil