alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Soy Pato Puentes, arquero de 13 años y 1,82 de estatura
Patricio Puentes

“Soy Patricio Alejandro Puentes Gallardo. Nací el 12 de enero del 2000, en Graneros. Tengo 13 años. Mido 1,82. No sé cuánto peso y mi ídolo es Pancho Prieto.

Estoy jugando en una categoría superior. Juego en la Sub 14 aunque soy Sub 13 todavía. La verdad es que no me siento mejor que todos los arqueros que están detrás mío. Yo trato de ir mejorando todos los días y es genial estar con los muchachos, con mis compañeros los arqueros.

Para mí es un orgullo tremendo estar defendiendo el blanco de Colo-Colo. Desde chico fui de Colo-Colo. Cuando era chico nunca me sacaba la camiseta de Colo-Colo.

Vivo en Graneros, con mi mamá cuando estudio y los fines de semana con mi papá. Mi viejo es de Colo-Colo, me apoya en esto y me hizo colocolino. Viajo todos los días de Graneros a Santiago. Me demoro una hora y media. Al saber que vengo acá, viajando al Monumental, me motiva mucho. Estoy acostumbrado.

Llegué a Colo-Colo a través de un campeonato ANFA que se realizó aquí en el Monumental. Con mi club de barrio, el Sindicato de Graneros, salimos campeones y me dijeron que teníamos que venir a jugar acá. Fue una alegría porque iba a venir y conocer las canchas de entrenamiento de los cadetes. No podía dormir en las noches porque pensaba mucho en ese día. Vinimos, jugamos, me pidieron mis datos y me dijeron que viniera probarme. Volví y quedé.

Siempre fui arquero, desde chico. Dicen que el arquero es héroe o villano y eso me gusta. Además en mi familia todos son arqueros. Mi abuelo fue arquero, mi papá también. Él tuvo una opción en O’Higgins pero no quiso seguir. Jugaba en Chiprodal. Y mi abuelo defendió hartos años la camiseta de la selección de Graneros. Es una familia de arqueros.

Allá en Graneros me hacen hartos reconocimientos. Toda la gente me conoce. Cuando me ven caminando dicen: ‘Mira, ahí está el arquero de Colo-Colo’. Algunos me saludan, hasta algunos se han sacado fotos conmigo ¿Autógrafos? Una camiseta firmé la otra vez (risa tímida).

Patricio Puentes

Con Pancho (Prieto) tenía una buena amistad. Cuando podía él me subía arriba, al camarín, con todos los del primer equipo. Era una linda relación. Me traía guantes, me trajo unos zapatos. Él era como otro papá para mí. Me daba consejos, en los momentos difíciles él me apoyaba en todo. Yo además converso con los otros arqueros. Conversaba con (Eduardo) Lobos, con Álvaro (Salazar) y con el Nacho (González) que antes estaba acá. Es como una familia. Siento el apoyo de todos los arqueros.

Me han dicho mucho que tengo que mejorar mi decisión de salir a pelotas largas, no quedarme tanto bajo el arco ¿Mis virtudes? Dicen que tengo buen juego aéreo, buen manejo con los pies y saque con la mano. Que soy un jugador más dentro de la cancha. Yo creo que lo mejor mío es el achique. He trabajado mucho eso con el profe Felipe (Tapia, uno de los preparadores de arquero del Cacique) y ahora en los partidos gano muchos achiques y mano a mano.

Me creía mucho el cuento de que era como Pancho Prieto. Mis compañeros me dicen que tengo los reflejos de él. El apodo que me dicen mis compañeros es “Prieto”… Lo echo mucho de menos.

Estuve con Pancho después de ese Superclásico allá en el Nacional. Yo lo apoyé, le decía que íbamos a sacar esto adelante. Después vino su revancha acá en el Monumental donde se ganó 1-0 y yo feliz… Se demostró que el fútbol da revanchas y ¡yo estaba aquí! Me alegré mucho por Pancho pero no me gustó lo del último, ahí en el codo sur. Pancho debería haberse quedado tranquilo nomás, no debió haber hecho eso.

¿Qué le diría ahora a Prieto? Que lo extraño mucho. Que me gustaría entrenar con él algún día. Que me venga a ver jugar.

Mi sueño es debutar en Colo-Colo y en la selección chilena. Si no se da la posibilidad del Barcelona me gustaría llegar también al Real Madrid.

Estoy en Séptimo básico… Vamos bien, voy pasando ahora ¿Amigas? Solamente en ‘Face’ pero yo tengo mi dueña ahora. Llevo pololeando 4 meses con Graciela. Vive acá en Santiago. Los fines de semana voy para su casa, estoy con mis suegros, son buena onda. Como trabajo con mi abuelo en el campo, mi abuelo me ha enseñado varias cosas de la casa: arreglos, tuberías, eso. Y la otra vez estuve ayudando a mi suegro en arreglos de su casa, de gasfitería o algo así.

En Graneros saco verduras con mi abuelo, al que le gusta mucho el campo. Trabajo con él en el maíz, cosechando, lo ayudo en hartas cosas. Me ha enseñado a ocupar motosierras, serruchos… es harta experiencia. Después yo quiero tener mi propia hacienda. Ese es mi otro sueño, aparte del fútbol. Y también sacar una carrera si es que no se dan las cosas (en el fútbol).

Quiero ir paso a paso. Quiero que llegue el momento de debutar en el primer equipo pero de a poquito… ¡He soñado con mi debut algunas veces cuando duermo! ¿Cómo es? Boniiiito. Estadio lleno, mi polola mirándome desde la galería ¡Y yo debutando! Me gustaría debutar con la 1. Colo-Colo para mí, como dicen los hinchas, es un sentimiento. A Colo-Colo lo llevo dentro”.

La mirada del experto

Patricio Puentes

Dice Adolfo Nef, finalista Copa Libertadores 73, campeón en 1979, hoy preparador de arqueros de Colo-Colo:

“Veo en Pato condiciones que son innatas, que las trae del primer día que lo vimos. Lo recuerdo perfectamente cuando llegó. Llamaba la atención por su estatura pero aparte de eso él hacía cosas que no son normales para los arqueros altos: jugaba bien, intuía los pelotazos.
Tiene todas las condiciones para llegar bien arriba. Estaríamos en presencia de uno de los chicos con más condiciones de cadetes.
Es medio cabro chico pero en un par de años lo superará. La concentración y todo eso. Ahora él tiene algo que me hace confiar: esa supuesta locura que muestra en la semana, o que tú le hablas y no te mira, en los partidos no es así. Ahí tiene actitud y concentración”.