alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Sangre alba y un triunfo para cerrar el torneo
632x nota2

Lo de esta tarde en el Monumental fue una verdadera declaración de principios de Tito Tapia y Miguel Riffo. No sólo ratificaron el trabajo que venían haciendo: el equipo impuso su juego, presionó arriba con tres delanteros incisivos y ganó prácticamente todos los duelos que propuso. Además la dupla técnica hizo debutar en torneos nacionales a otro canterano. Esta vez fue el turno de Camilo Rodríguez. El lateral jugó con naturalidad, sin presión y demostró con creces que la oportunidad se la ganó.

Un caso similar es el de Hardy Cavero, el central viene demostrando en la Filial y en la 19 (su categoría es la sub 17) que tiene nivel para jugar en el Primer Equipo. Siempre claro en las salidas hoy demostró que su tremenda capacidad en la anticipación también funciona en este nivel, que es el máximo.

La inclusión de Camilo por la banda y Hardy Cavero como central sigue demostrando el sólido trabajo que se está haciendo en el Fútbol Joven del Cacique, con equipos que juegan tal cual como lo hace el plantel de honor y que está plagado de individualidades con la proyección y la calidad suficiente como para estar esperanzados en que este plantel se seguirá nutriendo de la cantera alba.

En la cancha también estaban Luis Mena, Luis Pavez, Claudio Baeza, Esteban Pavez, Felipe Flores y Juan Delgado. Seis jugadores formados en Macul y que hicieron desaparecer de la cancha al atrevido Ñublense durante el primer tiempo. Los chillanejos estaban ante un Colo-Colo en crecimiento, pero igual intentaron plantarse en el terreno del Popular y presionarlo en la salida con tres delanteros. En el primer tiempo no sólo no lo lograron, sino que Colo-Colo castigó su osadía con dos goles: Vecchio y Flores. [metabox]

Pese a que en el segundo Ñublense encontró mejores circuitos y estuvo muy cerca de descontar, por impericia a veces y por Villar en otras no lo lograron y volvieron al sur con las manos vacías. Por el contrario Colo-Colo ganó y se fue ovacionado, con 16 mil personas en la cancha cuando ya no se pelea nada. Signo inequívoco que el equipo ha reencantado al pueblo albo que vuelve a identificarse con los 11 hombres que visten de blanco.

Campeonato Petrobras / 17a Fecha

Colo-Colo (2): Justo Villar, Camilo Rodríguez, Luis Mena, Lucas Domínguez, Luis Pavez (55′ Hardy Cavero); Claudio Baeza, Esteban Pavez, Emiliano Vecchio (84′ Mathías Vidangossy); José Pedro Fuenzalida, Felipe Flores (84′ Fabián Benítez), Juan Delgado. DT: Héctor Tapia

Ñublense (0): Lucas Giovinni, Jonathan Suazo, Adán Vergara, José Antonio Rojas, Boris Sandoval; Octavio Pozo, Jonathan Cisternas (80′ Ariel Bogado), Mathías Riquero; Benjamín Ruiz, Luciano Vásquez, Emanuel Croce (46′ Tomás Lanzini). DT: Pablo Abraham

Goles:
1-0 Emiliano Vecchio (2′) CC
2-0 Felipe Flores (14′) CC

Tarjetas amarillas:
Esteban Pavez (CC)
Emiliano Vecchio (CC)
Lucas Domínguez (CC)
Tomás Lanzini (ÑUB)

Árbitro: Julio Bascuñán

Estadio: Monumental