alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Ratifican castigo contra Colo-Colo: Superclásico a estadio vacío

El tribunal de penalidades de la ANFP ratificó el castigo en contra de nuestro club por los incidentes ocurridos en el Bicentenario de La Florida. Pese a que el equipo local era Audax Italiano y que la seguridad estaba a cargo de Carabineros, la decisión del organismo condena únicamente a Colo-Colo a jugar un partido sin público y tres sólo con abonados, accionistas y socios al día. “Debemos revisar la norma para que las víctimas no sean las castigadas, sino que sean los malhechores”, dijo Carlos Tapia una vez conocida la resolución.

De esta forma la semifinal del próximo domingo contra la Universidad de Chile se jugará -de manera inédita- con el estadio vacío. Quienes hayan comprado sus entradas a través del sistema FeriaTicket podrán pedir la devolución del dinero en los locales de esta cadena a partir de este jueves 13 de junio.

Recordemos que en el último partido de la fase regular Colo-Colo enfrentó a Audax en el Bicentenario. Durante el primer tiempo el partido se suspendió luego de la caída de tres bombas de ruido cerca del arco de Renny Vega. Luego del desalojo de la galería norte, el partido se reanudó.

El mismo fin de semana en Collao Universidad Católica vivió una situación similar, por lo mismo en Colo-Colo fueron críticos con el fallo: “Este mismo tribunal, frente al mismo hecho, aplicó sanciones distintas”, recordó el presidente, Carlos Tapia. Y claro, en Concepción desde la barra cruzada también se lanzaron bombas de ruido a la cancha, el partido se suspendió por 10 minutos y luego se reanudó. Los cruzados fueron condenados sólo a pagar 10 UF.