Yipsy Ojeda: “Uno de mis objetivos es poder retirarme en Colo-Colo”

Cuando Colo-Colo ganó la Copa Libertadores Femenina el año 2012, marcando un hito en la historia del fútbol nacional y de nuestra institución, muy poca gente seguía el balompié femenil y, por lo tanto, algunas piezas claves de ese plantel no alcanzaron el reconocimiento que se merecían.

Así lo entiende también Yipsy Ojeda, ex jugadora y capitana de Colo-Colo, que está consciente de que por aquellos años la exposición de la rama y el apoyo al fútbol femenino, no era el mismo que vemos en la actualidad.

La actual central del CFF Cáceres, de la segunda división de España, estuvo más de cinco años defendiendo la camiseta del Cacique y se coronó campeona en múltiples oportunidades con esta camiseta: “Cuando uno empieza en esto del deporte o ser futbolista,  lo único que quieres es jugar en el equipo que te gusta y yo lo logré. Estuve muchos años, conseguí muchas cosas y eso es lo mejor que me pudo haber pasado dentro de mi carrera deportiva“.

¿Cómo fueron tus primeros acercamientos con el fútbol? ¿En tu infancia?

Mi papá estaba a cargo de un club deportivo en la liga de San José de Maipo, donde vivía, y tenían una categoría pequeña que se llamaba Cachorros, entonces estuve insistiéndole que quería jugar. Lamentablemente como era mujer, no podía. Él decidió enviar una carta a la liga para que me autorizaran a jugar y, aunque costó, a los 8 años fui la primera niña aceptada en el club.

A los 12 años llegué a Universidad de Chile, que en ese tiempo tenía un equipo muy bueno. Me vio jugar una apoderada, me pasaron el dato para ir a probarme y quedé. Fuera de la comuna yo no sabía que había más niñas jugando, yo creía que era la única del mundo.

¿Y tu llegada a Colo-Colo cómo se gestó?

Voy a un Sudamericano por la selección Sub-17 y una compañera de Colo-Colo, Alexandra Hisis, y me dice que me vaya a probar al club. Hablé con el entrenador de esa época, me vio en un entrenamiento y me dijo que sí, que me quería en el equipo. Y ahí comienza la historia con Colo-Colo.. que duró mucho tiempo.

Me imagino que uno de los momentos más importantes en tu estadía en el club fue la Copa Libertadores..

Es algo que no se puede describir. De solo pensar o ver fotografías que uno tiene de esos momentos, o los videos que hay por ahí, se eriza la piel. Pienso en todo lo que trabajamos, en el proceso tan largo para conseguir algo importante para el club y para el fútbol femenino chileno en general, fue algo histórico. Nos va a dejar marcadas como deportistas para siempre.

Pero fue un proceso intenso. Primero se perdió una final.. 

Fue un proceso súper largo que comenzó con en el primer campeonato que gana Colo-Colo el año 2010. Cuando ganamos ese torneo y el cupo para ir a la Copa Libertadores 2011 sabíamos que era el inicio de un proceso que nos iba a dar frutos, para eso estábamos trabajando. El grupo desde un comienzo era bastante unido, todas con el mismo objetivo en la cabeza y con metas súper claras como deportistas. Tuvimos la primera oportunidad en la final de la Copa Libertadores 2011, primera edición que íbamos y llegamos a la final,  no la pudimos ganar pero después de eso la ambición fue mucho mas alta y el trabajo mucho mas arduo.

¿Y en qué minuto nace tu pasión y amor por Colo-Colo? 

Mi padre me llevaba al estadio cuando era pequeña, a ver los clásicos sobretodo y ahí uno se empieza a encantar de lo que es Colo-Colo y la historia del pueblo colocolino. Y cuando uno empieza en esto del deporte o ser futbolista,  lo único que quieres es jugar en el equipo que te gusta y yo lo logré. Estuve muchos años, conseguí muchas cosas y eso es lo mejor que me pudo haber pasado dentro de mi carrera deportiva.

Todavía te queda un buen tiempo en el fútbol extranjero, pero ¿te gustaría retirarte en Colo-Colo?

Me encantaría. Siempre he dicho que uno de mis objetivos es retirarme con la camiseta que me ha dado tantos logros y alegrías. Me encantaría retirarme en un club tan grande y donde conseguí tantas cosas en mi carrera deportiva. Si se da la oportunidad, me encantaría.

Chile ha ido avanzando mucho el último tiempo en la profesionalización del fútbol femenino. ¿Cómo lo ves tú desde afuera?

Desde afuera se ve que Chile todavía va muy por debajo. Si bien algunos equipos están haciendo contratos y entregando condiciones suficientes para rendir de la mejor forma eso no basta, porque siempre van a ser los mismos equipos los que se van a mantener en un buen nivel y el resto nada, no hay competencia. Es importante que todos los equipos den el apoyo. Hay que entregar las mejores condiciones para que el nivel de la competencia vaya subiendo, es fundamental. No nos podemos quedar con una competencia donde siempre sabemos cuáles son los tres o cuatro equipos que van a pelear arriba.

Lo último. ¿Tus recomendaciones de cuarentena?

Una película: El Hoyo

Un libro: Tierra – Eloy Moreno

Una serie: Valeria

Una canción: Locura – Sebastian Yatra ft Cali y el Dandee