Aníbal Ojeda, es un fiel hincha de Colo-Colo. Tiene 13 años y está en pleno tratamiento por una enfermedad de alta complejidad en el Hospital Roberto del Río. Gracias a las gestiones de la Fundación Make a Wish, nuestro capitán Esteban Paredes, lo visitó para darle energía y buenas vibras. Aníbal recibió de manos de Esteban una camiseta autografiada por todo el plantel del Cacique.

La familia es de Puerto Montt y están en Santiago desde las vísperas de Navidad cuando los pulmones de Aníbal fueron atacados agresivamente por tres bacterias. Desde entonces el empuje y el coraje de este joven hincha ha sido clave en la lucha contra la enfermedad que lo aqueja. Por eso también es tan importante una visita como la de este lunes: “Estamos muy contentos porque Aníbal venía decaído. Pero cuando vio a Esteban todo quedó atrás. Le regalaron la camiseta y él no la quería soltar, ni siquiera cuando tenían que hacerle un tratamiento”, contó Andrés Zumelzú, uno de los familiares que acompañan a diario en el hospital a Aníbal.

Esteban Paredes se emocionó con la visita y prometió que si hace un gol el fin de semana se lo dedicará a él. “La idea es ayudar un poco, aportar con un grano de arena para que Aníbal pueda sentirse mejor, tener más energía y seguir luchando para salir de esta situación tan complicada. Pero como colocolino estoy seguro que va a pelearla siempre”, señaló el goleador luego de la actividad.

La familia está optimista, son creyentes y confían en que Aníbal superará este momento tan complejo. Nosotros desde Colo-Colo también lo estamos. Aníbal querido, este partido lo ganamos todos juntos. ¡Vamos Cacique!