alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Pretemporeros en Palmilla
Carabalí

El viernes pasado comenzó la pretemporada de la Sub 17 en Palmilla, Sexta Región. La experiencia sin duda será clave para el rendimiento de nuestros futbolistas durante el campeonato que comenzará a jugarse en febrero, pero también los ayudará a crecer como seres humanos. Esto porque el fútbol joven del Cacique decidió involucrar a nuestros jugadores con la comunidad del lugar, durante estos días no sólo se someterán a trabajos físicos, sino que también trabajarán como temporeros.

La idea fue de Álvaro Saffa, el jefe del área física del fútbol formativo quería involucrar a los jóvenes futbolistas con las experiencias que diariamente vive el pueblo de Chile: “Era importante para nosotros que los muchachos vieran y convivieran con otro tipo de realidad. Así ellos pueden darle más valor y más peso a la posibilidad que tienen de estar jugando en Colo-Colo”

Pretemporada en Santa Cruz

Los jugadores han vivido al máximo la experiencia, tal como lo explica Nicolás Carvajal, quien en veranos pasados precisamente trabajaba de temporero: “Es importante para que mis compañeros vean que la vida de ellos no es igual a la de otras familias. Nosotros somos afortunados de estar aquí, en cambio la vida de los temporeros es totalmente distinta”, reflexiona. Una opinión similar tiene el arquero ecuatoriano Omar Carabalí: “Esto nos permite valorar lo que somos y lo que hemos adquirido en este proceso de formación”.

La actividad no sólo ha permitido darle más importancia a las oportunidades que nuestros jugadores están teniendo, además se ha logrado unir a un grupo que, debido a los cambios en el campeonato del Fútbol Joven, se está armando nuevamente. “Acá hemos reforzado los lazos al interior del grupo, la cohesión, la comunicación y el trabajo en equipo”, complementa Toshiro Oye, psicólogo del Fútbol Joven que está acompañando a los muchachos en esta experiencia de vida.

Los jugadores suelen recordar las pretemporadas como una etapa dura de entrenamiento, con mucho trabajo físico y esfuerzo en el límite de las capacidades. Sin embargo nuestros muchachos recordarán de otra manera este viaje a Palmilla. No sólo corrieron, jugaron fútbol y compartieron entre ellos, sino que al juego y la disciplina le agregaron vínculos con otros chilenos que, tal como ellos, construyen diariamente el país en el que vivimos.

Revisa las fotos de la pretemporada en Palmilla.