alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Premio al atrevimiento: La 17 avanzó en los penales
Ricardo Álvarez

Cuando la Sub 17 de Colo-Colo iba ganando, buscaba el otro gol. Nunca se echó atrás pensando en asegurar el partido único por octavos de final ante Cobresal.

Y pese al 3-3 final (para ellos gracias en buena parte a su 9, Ezequiel Paredes), la recompensa llegó en los penales: 4-3 con dos atajados por el albo Javier Flores.

El primer tiempo del Cacique fue contundente. Los chicos correspondieron a la trascendencia del partido. Jugaron como si de una final se tratara y no le dieron respiro a Cobresal.

Muy seguros y como primeros agentes de ataque en la defensa. Ohlsson y Cayupil se complementan cada día más y Araya con Álvarez, los laterales, tuvieron pega defensiva pero igual se soltaron.

Un mediocampo ligero, dúctil, con Valdés centralizado y Vargas con Luciano buscando los claros. Y una delantera feroz: Morales y Briones, los punteros, encarando y Salas, el 9, alto, generando riesgo.

Así Colo-Colo encontró en los goles el premio al esfuerzo. Penal a Morales que anotó Salas. Luego, jugadón de Briones, pase a Díaz y definición de primera.

Pero en el complemento Cobresal creció. En los albos ingresó Juan Araya por el puntero Briones (afectado por una amarilla injusta), con la idea de armar un rombo en mediocampo dándole libertad a Luciano Díaz que se fue de 9 mentiroso, dejando abiertos a Salas y Morales.

Colo-Colo entonces tuvo más sorpresa y siempre buscó el tercero. Pero en una contra, el cobresalino Paredes anotó el descuento.

Fue entonces donde se marcó un antes y un después. Llegó ese momento donde los equipos construyen identidad y la sostienen.

Colo-Colo siguió atacando furioso, defendiendo mano a mano pese al gol de contra de ellos. La presión fue más alta que nunca. La agresividad en ataque, con los laterales en campo rival, fue permanente. Como si se jugara el último minuto y los chicos fueran perdiendo.

Pero no. Iban 2-1, minuto 65′ y aparte de querer avanzar, el partido dejó timbrado el sello de esta Sub 17.

Juan Vargas recibió como 10, metió un pase de globito maravilloso y Morales controló, se sacó al arquero y a cobrar.

3-1 y, sí, a buscar el cuarto.

¿Pero qué hacer si el albinaranja Paredes anota otro descuento y Medina, recién ingresado pone el 3-3? Qué va a ser… seguir buscando pero ahora con más solidez defensiva.

El cierre de los 90 fue simbólico: Colo-Colo intentando y ellos defendiendo con todo, lanzándola a la galería y con el DT expulsado por hacer tiempo cuando le llegó un balón a sus pies.

En los penales brilló Flores y triunfó el fútbol que propone. A veces hay justicia. Y premio al atreverse y buscar siempre, independiente del resultado. Eso pasó hoy.

Colo-Colo Sub 17 3 (4)-3 (3) Cobresal / octavos de final

Javier Flores; Víctor Araya, Diego Ohlsson, Diego Cayupil (78′ Gonzalo Miranda), Ricardo Álvarez (90’+3 Isac Maturana); Celín Valdés, Juan Carlos Vargas, Luciano Díaz (80′ Bastián Silva); Iván Morales, Luis Salas, Benjamín Briones (46′ Juan Araya). DT: Claudio Rojas

Goles:
1-0, Luis Salas de penal (CC), 14′
2-0, Luciano Díaz (CC), 35′
2-1, Ezequiel Paredes (Cbsal), 54′
3-1, Iván Morales (CC), 65′
3-2, Ezequiel Paredes (Csal), 74′
3-3, Matías Medina (Csal), 77′

Penales CC:
Vargas, Silva, Miranda, Valdés. Erró Morales. Flores atajó dos tiros de Cobresal.

Amarillas CC:
Briones, Ohlsson

Estadio:
Monumental, cancha 2