alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Olivares repasó su infortunada lesión

Raúl Olivares comentó una vez calmado tras su dura lesión en el clásico que “no me acuerdo del impacto. No sé con qué me pegó, si me chocó, de eso no me acuerdo. Del resto sí, no es verdad lo que dicen. Me sentía mareado eso sí. Decidí seguir yo en la cancha, fue un riesgo pero lo tomé porque quería ganar”, agregando de lo futbolístico que “la U no hizo nada para merecer el empate, sólo esa jugada fortuita”.

Además, destacó que a “(Albert) Acevedo lo conozco hace tiempo, de la Selección, es un buen tipo, no es mal intencionado. No tiene los papeles sucios. No quiso pegar, pero sí tuvo la responsabilidad de hacerlo, también hay que ser claro en eso. Me pudo haber matado si me la pega en la traquea. Tomó la decisión de estirar el pie y no puede echarse atrás. Se pudo parar, pero no lo hizo. Frenarse no era posible”.

También resaltó que “no considero que lo suspendan. Debió ser expulsado en el momento pero lo demás ya no importa. Hay jugadores de Colo Colo que puede que los suspendan, que haya un informe… Eso ya fue, el partido se vivió, tuvo una energía fuerte, con el ambiente cargado, con la gente alterada. Pero eso ya se calmó, hoy estamos en otro momento. No se cobró y ya está”.

De lo que llevó a esto, comentó que “muchos factores influyeron en que los jugadores fueran tan agresivos en la cancha. Los clásicos se viven así, anteriormente se dijeron cosas, se hicieron cosas y bueno, todo eso provocó un ambiente de tensión que puede ser muy peligroso. En la calle hubo muertos, eso no es bueno para el fútbol chileno”.

De paso, dijo que estará “dos semanas recuperándome del esguince del hombro y las contusiones en mandíbula y cuello además de la herida en la oreja. Para mí como arquero siento más el hombro”.

Al cerrar, dijo enfático que “el tema de los hinchas no lo banco, estoy contrario a eso. Si entraron gracias a Dios no pasó a mayores y no llegaron al túnel, no lo avalo. Hay que poner más gente de seguridad o tomar otras medidas”.