Las series formativas y del Fútbol Joven de Colo-Colo no han dejado de trabajar durante el receso de torneo por la pandemia que azota al país y que ya tiene al fútbol paralizado por casi cuatro meses.

Distintas rutinas y maneras de sobrellevar el confinamiento han tenido nuestros jugadores y el preparador físico de las series Sub 20 y Sub 14, Paulo Escudey, realizó un balance de lo que han sido estos trabajos y como proyecta un posible retorno a la actividad.

¿Cómo ha sido el trabajo durante este período de pandemia?

Ha sido bastante largo y bastante duro desde el punto de vista de la actividad que nosotros hacemos, ya que estamos todos los días en el aire libre, en cancha, compartiendo en equipo y no ha sido fácil desde ese punto de vista.

Cuando empezó todo, fue con incertidumbre de lo que podía pasar y como se iba a desarrollar en el tiempo. Empezamos a separar los entrenamientos y enviamos una pauta de mantención para ver lo que venía para más adelante. Fue pasando el tiempo y se fue alargando y terminando esas dos semanas de la pauta, nos dimos cuenta que los muchachos necesitaban estar juntos y entrenar de manera virtual y van 17 semanas con esta modalidad de entrenamientos, no han parado, entrenan de lunes a viernes y eso ha sido un estimulo constante en el tiempo.

Pese a estos entrenamientos donde los puedes supervisar, claramente, no es lo mismo que cuando están en cancha. 

Sin dudas que es distinto, pero lo que nos permite también es poder estar todos juntos, estar en equipo, compartir, vernos e interactuar en el equipo. Esa parte socio-afectiva nos viene bien, ya que entrenamos casi dos horas todos los días y nos ha permitido mantener eso vivo.

También está la parte del entrenamiento físico donde nos hemos enfocado en mantener los niveles de fuerza que teníamos y se sorprenderían en ver como entrenan los muchachos, ya que entrenan en la mañana a las 11:00 horas y luego tienen unas rutinas de dobles jornadas en las tardes y nos sentimos orgullosos de los jugadores que tenemos.

El balance y proyección de Ariel Paolorossi con el Fútbol Joven de Colo-Colo

¿Cuánto le ha ayudado a los jóvenes de la Sub 20 las charlas que han tenido con ex jugadores?

Ellos son los que están más ansiosos de volver a la cancha, de desarrollarse en el profesionalismo y algunos ya han podido debutar en el plantel profesional y las charlas nos han venido muy bien, ya que también nos ayuda a controlar ese tipo de situaciones, como un estado de ansiedad que nos puede afectar y todo el trabajo del Fútbol Joven, tanto del psicólogo, asistente social, entrenadores, jefatura ha sido extraordinario para poder llevar adelante el proyecto que es el 60-40.

También estás a cargo de la Sub 14 ¿Cómo ha sido la recepción de ellos con los trabajos?

La verdad es que los chicos de la Sub 14 están muy ansiosos por volver, quieren estar en una cancha. Estamos entrenando todos los días en la tarde porque ellos están con clases en las mañanas generalmente y decidimos entrenar en la tarde. Entienden que lo primero es la  salud y lo fundamental es cuidarse.

¿Cuánto puede afectar este receso a los jugadores en su crecimiento?

Partiendo por los más grandes lo que hemos intentado hacer es mantener las cualidades físicas que han ganado durante este período. Desde el estallido social se fueron con pautas individuales para mantener ese crecimiento y todo el trabajo desde el final de temporada del año pasado hemos planificado por ese partido que jugamos con Huachipato.

Tuvimos un periodo de entrenamiento muy bueno con la Sub 20 y con la Sub 14 también le entregamos una pauta de trabajo y tratamos de entregarle la mayor cantidad de estímulos posibles a nuestro jugadores, ya que ellos se están desarrollando y alcanzan el peack de crecimiento que se llama.

Seguimos buscando nuevos talentos para Colo-Colo

Pensando en un posible regreso ¿Qué es lo que más les puede afectar?

Lo primero que veo y lo que se ha visto en otros lugares es que se tiene que tener mucho cuidado con que los jugadores se puedan lesionar. Por lo mismo, hemos tenido un plan de acción para entregarle estos estímulos, esta gama de movimientos, torsiones de freno, donde en general, lo jugadores se puedan lesionar.

El entrenar de manera separada donde no se interactúa entre los jugadores puede afectar en la armonía colectiva, pero lo primero es cuidarse y superar este período que es muy complicado.

¿El regreso se puede llamar como una pretemporada o no?

Lo que se ha pensado y se ha dicho básicamente que los equipos tienen que tener mínimo tres semanas de entrenamientos antes del primer partido y se podría llamar una “pseudo” pretemporada porque lo que hemos realizado por zoom ha sido bastante bueno y creo que nuestro jugadores van a estar en muy buena forma en corto plazo, pero hay que tener cautela y mucho cuidado.

Tengo la esperanza que nos vaya bien en ese aspecto, que no tengamos jugadores que se puedan lesionar y que nos cueste poco tiempo volver a estar al cien por ciento.

Los consejos de Claudio Bravo a los futuros arqueros de Colo-Colo