La emoción de Marco Etcheverry tras jugar en Colo-Colo: “Fue un sueño cumplido”

Marco Antonio Etcheverry es considerado el mejor futbolista boliviano de la historia de su país. El talentoso volante jugó por Colo-Colo entre 1993 y 1995 donde conquistó el Campeonato Nacional del 93′ y la Copa Chile del 94′.

El “Diablo” como es conocido mundialmente llegó al Eterno Campeón en uno de sus mejores momentos de su carrera y recordó lo que fue su estadía en el Cacique donde fue figura y campeón.

¿Qué fue para usted jugar en Colo-Colo?

Primero que nada, agradecer poder entrar en diálogo con la gente de Colo-Colo y para mí, fue un sueño cumplido, ya que volvía del Albacete y no quise quedarme en España esperando una prueba en otros equipos y yo quería que me fueran a buscar y fue muy lindo que una institución tan grande como Colo-Colo me diera esa posibilidad y eso fue espectacular.

¿Manejaba otras ofertas?

Antes que se concretara mi llegada, me llamó el presidente del Bolívar a la oficina y me dijo que estaba la posibilidad de ir a préstamo a Boca Juniors, que había una oferta del Barcelona de Ecuador y la de Colo-Colo y no había comparación, ya que la de Colo-Colo era muy superior a todas.

Para Bolívar era una oferta increíble, ya que recibir 750 mil dólares hace 25 años atrás era una oferta increíble. Colo-Colo hizo esa oferta espectacular y yo averigüe con Milton Melgar y fue una persona que me dijo sí o sí vas a triunfar allá y es un club muy grande.

¿Pudo dimensionar que Colo-Colo era un club grande?

Cuando llegué había mucha prensa en el aeropuerto y todos hablaban de lo que era mi llegada a Colo-Colo. El trato que me dieron fue cinco estrellas, un club espectacular y cuando me tocó debutar que fue ante Vasco da Gama donde hice el 4-2 y fuimos a penales e hice el último gol de penal, entonces fue un debut soñado y ver a la barra fue muy lindo y siempre tuve un buen trato con ellos.

Macnelly Torres: “Me habría gustado darle un torneo internacional a Colo-Colo”

¿Cómo podría resumir su estadía en Colo-Colo?

Llegué a un grupo extraordinario, volvió de Europa Hugo Rubio, estaba (Jorge) Contreras, Patricio Yáñez, estaban los campeones de la Libertadores y durante mis tres años llegaron jugadores impresionantes. Era un dream team en Chile, porque llegamos a tener 12 puntos de ventaja, donde había jugado cuatro meses impresionantes y para mí fueron tres años hermosos en Colo-Colo donde sentí un gran cariño y nunca pensé que me iba a tener que ir de Chile, ya que me adapté muy bien al club.

¿Cómo recuerda el momento de la lesión ante la U?

Creo que estaba jugando mi mejor partido y hay una anécdota muy triste. Cinco minutos antes de la lesión me molestaba e tobillo y Mirko (Jozic) me pregunta cómo me sentía y yo no quería salirme del clásico y le dije que me sentía bien. Quizás si me salía no me habría lesionado, pero a veces las cosas pasan por algo.

¿Fue una sorpresa para usted partir de Colo-Colo a la MLS?

Yo pensaba quedarme en Chile, pero cuando hay una oferta de por medio y vino el presidente del club de la MLS a hablar conmigo, la acepté y negociaron con Colo-Colo y fue una gran oferta para el club. Lo único negativo de mi estadía en Colo-Colo fue la lesión, pero para mí fue una de las mejores experiencia.

¿Sigue a Colo-Colo?

Sí, veo partidos, tengo amigos acá que son fanáticos de Colo-Colo y tengo diálogo con el Coca Mendoza, el guatón Vega, Pato Yáñez y siempre hablamos de Colo-Colo. Cuando vienen a Bolivia, siempre nos reunimos y en la última visita de Colo-Colo, el presidente me regaló la chaqueta del club y Agustín Orión me regaló la camiseta.

La sinceridad de Justo Villar: “Siento que me retiré en Colo-Colo”