Hay tres jugadores que hoy juegan en Colo-Colo que están en la Selección Chilena que disputa la Copa América de Brasil 2019. Pero también hay siete más que pasaron por el Cacique y que tienen algo en común: Fueron campeones en el Monumental.

Brayan Cortés llegó en 2018 desde Deportes Iquique, donde en 55 partidos demostró un buen nivel. Jugó dos partidos el año pasado más uno de Copa Chile y esta temporada ha sido el titular del equipo en los 14 partidos del Torneo Nacional y en los dos de Copa Sudamericana. En la Roja debutó en el 1-0 sobre México siendo ya parte del Cacique. Tiene tres partidos jugados por la Selección.

Óscar Opazo (28) llegó a mediados de 2017 a Colo-Colo y de inmediato fue campeón del Torneo de Transición. Ya tiene 65 partidos por el Cacique y comenzó a frecuentar aún más Juan Pinto Durán: Suma nueve juegos con la Roja.

Esteban Pavez se formó en Macul y jugó en el título del Clausura 2009. Luego tuvo que dar la vuelta larga, yendo a préstamo a Arica, Rangers y Unión Temuco. Cuando volvió a Colo-Colo se consagró. Fue pieza clave en La 30 (Clausura 2014), también ganó el Apertura 2015 y partió contratado a Brasil. En la Selección tiene solo cinco partidos y espera seguir como pieza clave de la Roja a sus 29 años.

Jean Beausejour Coliqueo, hoy en Universidad de Chile, llegó a Colo-Colo tras el Mundial de Brasil 2014 y jugó en el título del Apertura 2015. Estuvo en 12 partidos aportando además con dos goles. El zurdo tiene 104 partidos en la Selección Chilena y es uno de los referentes del equipo.

Paulo Díaz, del Al Wasl, Emiratos Árabes Unidos, apareció como un gran jugador en Palestino y, como proceso casi natural, fue contratado por Colo-Colo para el segundo semestre de 2015. Logró jugar un partido en el título del Apertura de ese año, ingresando sobre el final en el Superclásico, además de cuatro juegos de Copa Chile. Luego partió a San Lorenzo de Almagro y siguió subiendo, hasta ser una buena alternativa para el futuro de la Roja. Tiene 24 años y ha vestido 19 veces la camiseta del seleccionado nacional.

Gonzalo Jara de Estudiantes de La Plata, Argentina, marcó una época en Colo-Colo ganando cuatro títulos (los dos de 2007 y los Clausura 2008 y 2009). Venía de Huachipato y se fue a Europa (Inglaterra y Alemania). En la Ruca dio el salto que hoy lo tiene con 113 juegos en la Roja, el cuarto con más partidos de la historia. Por cierto fue bicampeón de América.

Charles Aránguiz (Bayer Leverkussen, Alemania) jugó 23 partidos y anotó tres goles en el título del Torneo de Clausura 2009. Entonces tenía 20 años y había debutado en Cobreloa y jugado, incluso, un año a préstamo en Cobresal. Luego del paso por el Cacique, Hugo Tocalli lo llevó a Quilmes de Argentina. Luego volvió a la U y vendría su consagración definitiva. En la Selección tiene 74 partidos, ante Uruguay superó a Nelson Tapia en cantidad de partidos jugados.

El Arturo Vidal del Barcelona de España tiene cosas del Arturo Vidal de Colo-Colo. Formado en el Monumental, asomó como un crack de entrada. Ganó los dos títulos del 2006 y el primero de 2007 y partió a Europa en una carrera brillante. 110 juegos por la Roja y, quizás, el mejor jugador de la historia del fútbol nacional.

José Pedro Fuenzalida, ahora en Universidad Católica, tuvo un paso importante por Colo-Colo siendo jugador del Clausura 2014, en la anhelada estrella 30. Como es costumbre, desde el Cacique dio el salto. Se fue a Boca Juniors y volvió a la UC para ser figura histórica. En la Roja, Chapa es bicampeón (aunque no jugó en 2015) y un tanto en silencio está cerca de completar 50 partidos a nivel selección (tiene 47).

Alexis Sánchez fue figura desde su debut en Cobreloa. Lo compró Udinese, jugó a préstamo en Colo-Colo y ahí dio el salto: River, Italia, España, Inglaterra y la gloria en la Selección. El hoy delantero de Manchester United -campeón del Clausura 2006 y Apertura 2007 con los albos- es el jugador con más partidos en la Selección (127) y su goleador histórico (43).