alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
“No puedo vivir de Toulon, mi presente es Colo-Colo”
Gerson Martínez disfruta su llegada a Colo-Colo

Gerson Martínez tiene tatuajes, tatuajes que no son casuales, que no sólo sirven para adornar el cuerpo. Son tatuajes con sentido, en el pecho, del lado del corazón está su padre. Y en el torso, por el costado derecho, está su hermano Eduardo, que murió hace un año cuando se ahogó en una piscina. Era sólo un adolescente.

“Le dio un calambre en el estómago, sus amigos pensaban que estaba bromeando, cuando lo sacaron ya tenía poco pulso, en la piscina no había primeros auxilios. Nosotros vivimos en una zona rural, la posta estaba cerrada, lo llevaron a Calera y cuando llegó ya estaba muerto”, recuerda Gerson.

Vendrá otro tatuaje, pero ahora por la razón opuesta, el delantero acaba de ser padre del pequeño Facundo y a ratos, entre medio de la pretemporada, Gerson está comenzando a ser padre. “Yo no sabía lo que es ser padre y recién lo estoy aprendiendo. Estuve en el parto, me lo pasaron altiro, me fui con él”. Facundo es entonces la motivación para jugar, convertir y seguir creciendo en el fútbol: “Tengo que asegurar el futuro por él”.

¿Qué significa entonces para ti llegar a Colo-Colo?
Una bonita experiencia. Uno como jugador siempre aspira estar en un equipo grande y más en Colo-Colo que es el más grande. Así que estoy feliz de estar acá, aparte que es el club del que he sido hincha siempre.

Para poder estar en un club como Colo-Colo tienes que tener mucha confianza en tus capacidades ¿Cómo te ves en la lucha por un puesto con Felipe Flores, Carlos Muñoz y Mauro Olivi?

Son buenos jugadores, fui compañero de Felipe y Carlitos. Va a estar dura la pelea pero uno siempre tiene que confiar en sus virtudes para pelear y que sea una competencia sana. Espero hacer un buen torneo.

¿Cuáles crees tú que son tus virtudes?
Soy un jugador de lucha, tengo buena técnica, pero yo soy de correr y no dar pelota por perdida. Yo sé que eso le gusta al hincha de Colo-Colo, así que voy a dar todo de mi parte.

¿Cómo te has sentido en los entrenamientos de fútbol?
Bien, pensé que me iba a costar más, pero he estado a la par de mis compañeros tanto en lo físico como en lo futbolístico.

No más Toulon

La vida futbolística de Gerson Martínez tiene un quiebre con su participación en el torneo de Toulon. Con el equipo de Basay fue campeón y figura, pasó del anonimato a la exposición y de no tener más perspectivas que jugar en San Luis, a estar en la mira de clubes grandes y también del extranjero. Venía de la banca y convertía, tenía el don, eso que todo delantero busca, el gol se le daba con facilidad.

Tuviste un momento de mucha exposición con tu actuación en Toulon ¿Qué pasó desde ese torneo hasta este momento en Colo-Colo?
Cuando llego de Toulon me llegaron muchas ofertas, pero San Luis pedía demasiada plata. Me trancaron y no me dejaron despegar, después como es Segunda división no se habla mucho de los jugadores que están ahí. Me fui quedando, me desmotivé por todas las oportunidades que se perdieron, me fui quedando, no quería jugar. Después sólo me quedaba esperar a que terminara mi contrato porque ya no me iban a vender. No aprovecharon el momento, después se fueron todas las propuestas y perdimos todos. Ellos y yo.

¿Creciste como jugador en esta época?
Sí, Cobreloa me sirvió mucho. Estoy más maduro, además como nació mi hijo sé que tengo que trabajar por él. Tengo más que claro que la oportunidad que me den la tengo que aprovechar. Después no viene otra.

Y esa es la principal cualidad que uno considera que tienes tú: Aprovechas las oportunidades
Cuando me den la oportunidad tengo que hacerlo bien. A Toulon llegué como el cuarto delantero, pero me fui como el jugador revelación del torneo. En San Luis en 2011 hice 11 goles, pero a la segunda no la toman mucho en cuenta, con 11 goles en primera habría sido otra cosa.

¿Ya estás podrido con las preguntas sobre Toulon?
Sí, porque tengo que vivir el presente. Hacerlo bien en Colo-Colo. Eso ya fue, pasó, quedará para el recuerdo de mi hijo. A mí ya no me sirve, no puedo vivir de lo de Toulon, si eso pasó hace dos años atrás. Tengo que vivir el presente.

Y el presente para Gerson es Colo-Colo. La historia está recién empezando, así que no cuesta tanto imaginar el futuro y soñar con que su paso por Pedrero quede marcado en su vida. Acarició la fama, conoció de cerca la muerte y hoy vive una etapa dulce con el nacimiento de su hijo y la oportunidad en Colo-Colo. Se empiezan a trazar las líneas de su estadía en el Popular, una especie de tatuaje en la memoria de Gerson que le recordará siempre el año 2013 y las dunas de Mantagua, el lugar donde esta aventura comenzó.