alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Nicole Monrroy: “El fútbol es una de mis grandes pasiones”

Conocida como la “Matadora” por su particular manera de celebrar sus anotaciones en el Campeonato Sudamericano Femenino Sub 17 realizado en 2008, Nicole Monrroy siempre supo que el fútbol era lo suyo.

Desde pequeña jugó en las canchas de su población y logró popularidad al ser la jugadora que anotó el mayor número de goles en las eliminatorias para el Mundial Femenino Sub 17 de Nueva Zelanda. Hoy, es parte del equipo femenino de Colo-Colo que por tercer año consecutivo auspicia Donnasept.

Siendo la menor de cinco hermanos, fue la única de su familia que se atrevió a pisar las canchas. Después de jugar en la Fundación Real Madrid, dirigida por Leonel Herrera, finalmente fue invitada a participar de la Selección Chilena Femenina Sub 17.

Y aunque el plantel no logró clasificar para optar a esta copa mundial, Nicole se destaca como centro delantera del cuadro albo y promete no defraudar a la barra ni a sus auspiciadores en la segunda temporada del Campeonato Nacional de Fútbol femenino 2009.

¿Cómo surgió la idea de jugar en Colo-Colo?

Fue bien extraño porque empecé a jugar fútbol para darle una alegría a mi mamá, aunque ella es chuncha. Al principio, a nadie le gustaba que jugara a la pelota porque era cosa de hombres, pero como me gustaba, igual lo hice y ¡hasta llegué al Sudamericano! Ahí celebre como la Matadora, como la chuncha que elogiaba a Marcelo Salas, pero en marzo del año pasado me integré a Colo-Colo porque una amiga me contó que estaban probando a jugadoras. Para mí fue una decisión súper madura porque asumí un compromiso con Colo-Colo desde que pisé la cancha.

Y en adelante, ¿cómo ha sido la evolución en el plantel?

El proceso ha estado lleno de altos y bajos. Nunca me costó integrarme al equipo porque soy muy comunicativa, expresiva y ando repartiendo buena onda a todo el mundo. Hemos trabajado bien como equipo y siempre hemos intentado ser un grupo de personas que se lleve bien en el camarín para que se haga mucho más fácil en la cancha.

¿Es difícil combinar el colegio con los entrenamientos y los partidos?

Sí, porque salgo del colegio y tengo que irme corriendo a entrenar. En Colo-Colo, entrenamos tres días a la semana y es complicado porque no existe ese momento de descanso que una deportista, una niña y una estudiante necesita.

En todo este tiempo que has participado en el fútbol femenino, ¿cuáles han sido tus mayores logros?

Llegar a la Selección Femenina Sub 17 para participar en el Sudamericano, que se jugó aquí en Chile, en Melipilla. Me fui a probar en septiembre de 2007 y de la nada surgió. Me vio Marco Cornez y la actual entrenadora del equipo, Marta Tejedor, y como les llamó la atención mi forma de jugar, me dijeron que tenía todo para triunfar.

¿Te proyectas como una futbolista profesional a futuro?
Creo que en Chile el fútbol femenino se ha masificado. Hoy es una de mis pasiones, ocupa gran parte de mi tiempo y eso me gusta. Creo que me aburriría si no pudiera jugar. Sin embargo, tengo claro que no voy a vivir de esto, así que voy a jugar hasta que pueda, hasta cuando sienta desinterés o ganas de hacer otra cosa. A futuro, me gustaría entrar a la universidad y seguir disfrutando de esto.