alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Mi Clásico
Juan Delgado

Cinco colocolinos recuerdan un clásico que los marcó. Fútbol joven y profesional son parte de este mosaico de la memoria, donde los protagonistas de esos partidos y quienes trabajan en Pedrero desempolvan parte de sus alegrías a días del partido más importante del campeonato.

Nelson Pizarro, utilero del Primer Equipo

Nelson Pizarro

Tengo un Clásico muy especial que fue luego de haber perdido de local en el partido de ida con gol en el último minuto de Traverso. Fuimos a darlo vuelta en el Nacional, un partido muy recordado por la celebración de Marcelo Espina con el banderín del córner con la bandera arriba. Así demostraba un triunfo que fue inesperado porque era más complicado jugar allá con la U, además que ellos tenían un buen plantel. Ese partido lo vi en la cancha, al lado del túnel, en la salida de la escalera. Ya con el 1-0 pensábamos que se podía dar vuelta el resultado y en un tiro libre que uno no pensaba que Marcelo podía pegarle al arco, pero la metió en un ángulo. Fue una euforia, haber hecho el gol y clasificar. Cuando se gana un Clásico el camarín normalmente es una fiesta. Pero a mí me gusta llegar a la casa, celebrarlo con la familia, comentarlo con mi hijo que está grande. Entonces para uno es doble celebración, primero con los jugadores y después en la casa.

Luis Hormazábal, ídolo albo

Chupete Hormazábal

Si no tengo mala memoria fue en el año 1983, un Clásico que le ganamos a estadio lleno a Universidad de Chile. Fue una tarde inolvidable para el colocolino. Jugamos muchos que éramos de casa. Si mal no recuerdo esa fue una tarde extraordinaria de Jaime Vera que marcó dos goles, en uno de ellos partió desde la mitad de la cancha, fue en el arco sur y casi se metió con el balón dentro del arco. De ese Clásico me acuerdo harto porque siempre esos partidos eran estrechos, pero en esa ocasión apabullamos a Universidad de Chile. Si no me equivoco ganamos 4-0. Jaime Vera llevaba dos años en primera división y yo no lo había visto jugar tan bien como esa tarde. Antiguamente se vibraba más de manera mas sana y ese es un bonito recuerdo de aquellos años.

Héctor Ramos, paramédico del Fútbol Joven

Héctor Ramos

El Clásico que más recuerdo yo fue el 7 de marzo de 1999 en el Monumental, donde el primer gol lo hizo Barticciotto, el segundo Montecinos, el tercero y el cuarto Manuel Neira y el último Montecinos. Lo ganmos 5-2 y quedé muy contento porque había un jugador cadete involucrado ahí que es Manuel Neira, fue una satisfacción inmensa. El partido lo vi en el sector de Océano, yo trabajaba aquí. El partido lo dominamos desde el primer minuto gracias al gol de Barticciotto, después se complicó un poco por un penal que le cobraron a la U. Hay un gol muy bonito que hace Manolo, una media vuelta en el área, Vargas se tiró para el otro lado. A Neira lo conozco desde los 12 años, vi todo su proceso y siempre fue un goleador, su equipo en juveniles tenía una delantera con Héctor Tapia y Francisco Arrué, o sea eran de temer.

Celín Valdés, volante de la Sub 16

Celín Valdés

El Clásico que más recuerdo es el que ganamos en la final del Clausura 2012, con la Sub 14. Acá habíamos ganado 2-1, teníamos una ventaja, pero jugábamos en su casa, con su gente. Nos costó mucho de principio a fin. Pero lo supimos sacar adelante con mucho sacrificio porque además nos expulsaron al Diego (Muñoz) y eso nos complicó aún más el partido. Gracias al gol del Luciano (Díaz) pudimos llegar a los penales y ahí lo ganamos. Hice un buen partido, el profe Riffo me pidió que mantuviera el liderazgo en el equipo y creo que lo hice. Después de ganar el profe me felicitó y me dijo que lo había hecho bien. Con el sacrificio de todos lo ganamos. Fue inolvidable.

Claudio Rojas, DT de la Sub 17

Claudio Rojas

Era una final. Torneo de Apertura de 2013. El partido de ida fue muy difícil porque lo íbamos perdiendo 2-0 como visita, pero lo dimos vuelta y lo terminamos ganando 3-2. La vuelta acá desde el punto de vista del resultado era favorable a nosotros por el hecho de que la U venía con la obligación de ganar. Entonces fue un partido muy especial porque nosotros en vez de especularlo lo salimos a buscar desde el primer minuto. Fruto de eso en el primer tiempo nos pusimos 4-0 arriba, presionamos permanentemente en campo rival. Creo que fue uno de los mejores partidos que hemos hecho como categoría, además era muy especial porque era una final y contra el clásico rival donde ellos deben sentir lo mismo que nosotros. El manejo de la ansiedad y de la precompetencia se multiplica en relación a un partido normal. Ese fue un excelente torneo de la dupla Carvallo-Riveros, era disfrutar cada partido al verlos cómo se asociaban. Eso sumado a Nacho Torres, Jorge Araya, Maikol y Kevin Orrián por las puntas. Coincidió todo porque el nivel individual se incrementó fecha a fecha y ahí alcanzó un peak de la mano con el rendimiento colectivo. Fue lejos mi mejor partido como entrenador y el que más recuerdo.