alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Meily Sol Ortúzar, la pequeña defensa que ilumina a la Sub 10
Meily Sol Ortúzar

Cuenta Meily que no es tema para ella jugar fútbol con hombres o con mujeres. Que con sus 10 años recién cumplidos lo único que quiere es calzarse la camiseta de la Sub 10 de Colo-Colo. “Me da lo mismo (jugar con hombres). Solo me importa ser titular”, destaca.

“Y yo soy titular entonces estoy igual que ellos”, agrega explicando esta situación que podría llamar la atención: una niña jugando entre niños… Y en las cadetes del Cacique.

Meily Sol María Ortúzar Cárcamo nació el 25 de mayo de 2002 y “como a los 6 años” -según cuenta- partió jugando a la pelota en el Club Las Condes. Pichangueaba con amigos, hasta que Agustín Salvatierra -ex defensor del Cacique y hoy DT en las inferiores del club- la vio.

“Comencé en Las Condes. El profe Salvatierra me vio cuando jugamos en el Monumental”, explica la pequeña lateral izquierdo, que dice ser futbolera aunque también ha jugado “a las quemadas”, le gusta ver partidos de Colo-Colo por TV y mirar a Lionel Messi, aunque con matices: “Es que es de Argentina”, explica.

Meily cursa cuarto básico en el Colegio Virgen de Pompeya de Las Condes. Sus sueños son como los de cualquier chico que está en las divisiones inferiores. Y su esfuerzo también. “No me dejan salir del colegio para entrenar así que tengo que salir apurada. Me vengo en micro hasta (el metro) Escuela Militar, después tomó la Línea 5 y llego hasta Pedreros”, explica.

Admira a la brasileña Marta, la futbolista más destacada del mundo. “La he visto por las noticias”, cuenta. En Colo-Colo conoció a Estefanía Banini, “la Messi”, crack de Colo-Colo Femenino y seleccionada argentina, quien es una suerte de espejo para ella. Porque Meily, que juega con los chicos de la Sub 10, quiere llegar al plantel estelar de Fútbol Femenino.

Apoyo no le falta. Su padre Héctor Francisco y su madre Mabel la acompañan en todo. Incluso, traspasó la pasión por el fútbol a su hermano Héctor, de 11 años, que se está probando en Universidad Católica.

“Me gustaría que jugaran más niñas ¿Qué le diría a las demás chicas? Que tienen que tener personalidad, actitud y jugar bien. Mis papás me dicen que soy buena y que tengo que salir adelante”, concluye Meily.