alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Mathias Cardacio: “Cuando me llamó Omar no lo dudé”
Cardacio en el Monumental

Mathias Cardacio, termina su primer entrenamiento con todo el grupo. Se ve contento, compartiendo con sus nuevos compañeros, de a poco va entrando a un camarín que, según reconoce, es mucho más cálido que los europeos. “Se nota que este es un vestuario muy alegre. Allá son más fríos y distantes”. El uruguayo viene del fútbol griego, de una vida cómoda, un lugar donde la crisis económica no invade los límites de las canchas de fútbol.

Colo-Colo es un grande de Sudamérica, dice y fue precisamente eso lo que le atrajo a este volante que suma estadías en el Asteras Trípolis, A.C Milan, Atlante, Banfield y Nacional, el equipo que ama y del que es hincha toda su familia. Sin ir más lejos, su tío Jorge Daniel Cardacio fue campeón de la Libertadores y de la Intercontinental con el club blanco de Montevideo. Consciente de su experiencia, Mathias quiere volcar en Pedrero todo lo aprendido alrededor del mundo: “Vengo a aportar lo mejor para conseguir los objetivos”.

¿Cómo llegas futbolísticamente?
Hace un mes fue mi último partido, después vinieron las vacaciones y ahí estuve entrenando en mi país. Pero no es un entrenamiento de alta competencia. Pero mantuve una base aeróbica y ahora vamos a darle el toque final con los profes.

Te conocimos en el mundial Sub 20 Canadá 2007. ¿Cómo evalúas el tránsito de tu carrera desde entonces a la actualidad?
Bien. Luego de ese mundial, pude debutar en la primera del club que amo que es Nacional. De ahí fue la venta al Milan, estuve dos años. Después pasé a Banfield, campeón en Argentina, de ahí me venden al Atlante y luego en Grecia fue donde mi carrera bajó un poco teniendo en cuenta los clubes donde había estado. La posibilidad de Colo-Colo me rehace como profesional. Venir a uno de los más grandes de América siempre es bueno.

¿Toda esa experiencia que viviste cómo la tomas?
En lo futbolístico aprendí mucho, me sirvió mucho, me fui muy joven. Tal vez no tenía la madurez suficiente para afrontar semejante reto. Pero igual aprendí mucho, me trataron muy bien. Estar al lado de esa clase de jugadores me sirvió mucho. Y uno trata de volcarla en lo que viene.

¿En Sudamérica estamos muy lejos de los clubes europeos?
Hoy en día se ha emparejado un poco más. Obviamente el Milan es un caso aparte por lo que es el club. Pero ahora yo le comentaba al profe que acá se trabaja mucho más de lo que se trabajaba en Grecia. En lo físico estamos a la par, pero nosotros podemos darle ese toque de calidad como Messi, Neymar, en Chile Alexis, en Uruguay Cavani, Suarez.

¿Cómo toma tu familia este regreso a Sudamérica?
Esto parte por un deseo mío. Cuando estaba en Grecia quería jugar más cerca de ellos. Estaba cansado de estar tan lejos y me estaba cansando del fútbol porque extrañaba, fueron seis años desde que me fui de casa. Decidí estar más cerca de Montevideo, así mi familia puede estar viniendo, pueden venir a verme jugar, compartir un poco más la vida. El fútbol no puede ser sólo jugar, también tiene que ser disfrutar. Así que desde que me llamó Omar no lo dudé.

¿Es una oportunidad para reencantarte con el fútbol?
Obviamente. La liga griega no es una liga tan competitiva. Pero allá estábamos segundos, jugábamos Europa League, así que siempre estábamos en un nivel alto. Pero quería estar cerca de mi familia y lo que sí creo que Colo-Colo remarca y sirve para mantener una línea de equipos importantes durante mi carrera. Es un desafío personal, me gusta la exigencia.

¿Cómo te defines como jugador?
Me gusta mucho tener la pelota, ser opción de pase para mis compañeros, me gusta manejar el partido desde la mitad de la cancha. Obviamente la entrega siempre va a ser la máxima, eso lo tengo inculcado dentro de mí. Espero que los hinchas me quieran por lo que haga dentro de la cancha.

¿Algún referente en tu posición?
Siempre fue Pirlo, me gusta ese tipo de fútbol. Tuve la suerte de jugar con él y aprendí bastante. Creo que Andrea es un jugador que sirve como espejo.

¿Cómo es Pirlo en la interna?
Muy sencillo. Con él, Ambrosini y Ronaldinho hice una gran relación. Con ellos hice amistad, en el camarín me cambiaba al lado, siempre dialogábamos y me sorprendió su humildad después de haber ganado tanto. Un fenómeno. En la vida diaria está el secreto de las buenas personas.

La presentación de Cardacio

Escucha acá la presentación de Mathias Cardacio como nuevo jugador de Colo-Colo