alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Lucho Salas: El versátil 9 que quiere ser como Chupete
Lucho Salas con el balón

“He jugado en todos los puestos”. La frase es de Luis Salas, delantero de la Sub 15 que ya ha marcado quince goles durante este torneo. A la luz de su efectividad en el área llama poderosamente la atención que efectivamente haya jugado en todas las posiciones de un equipo de fútbol. Pero su capacidad de adaptación es aún más llamativa que su contundencia goleadora, al punto que incluso rindió cuando le tocó jugar al arco.

“Fue una experiencia bonita, buena y difícil. Pasó que los dos arqueros no llevaron el carnet y en el camarín no sabíamos quién iba a jugar. Todos mis compañeros dijeron: ¡el Lucho! Eso porque en los entrenamientos anteriores hacíamos fútbol y yo me ponía al arco. Tapaba harto igual. Me hicieron un gol de tiro libre, iba esquinado, al ángulo, golazo. Pero me mandé unas buenas tapadas también. Hubo un uno contra uno que atajé, fue la tapada del partido. Me decían que era un arquerazo y mi mamá que me parecía a Claudio Bravo.

Lo del arco fue circunstancial, aunque igual rendiste. Sin embargo distintos entrenadores te han puesto en todos los sectores de la cancha.
Sí, acá empecé de nueve. Después empecé a jugar de volante central y de diez. Después con Lucho Pérez jugué de volante central y lateral. Juan Soto me ponía de central todos los partidos. Riffo me puso de lateral y ahora volví a jugar de nueve, como siempre quise, lo que más me gusta. Igual me he sentido bien en todos los puestos, sé jugar en todos los puestos, hasta de arquero.

Eso es un valor agregado para ti, porque casi no hay jugadores en el mundo que puedan decir que han jugado en todos los puestos.
Sí. Vidal quizás es el que ha jugado en la mayoría de los puestos. Eso es bueno, porque tienes más posibilidades de jugar.

Lo otro que llama la atención es que tú logras, independiente del puesto en el que te hagan jugar, ser titular ¿Por qué crees que pasa eso?
Es que con mi papá siempre practicamos el puesto en el que me ponen. Hay que entenderlo, así que lo practicamos, lo practicamos, hasta que uno entiende bien el puesto y se perfecciona en él. Además del entrenamiento acá (en el Monumental) salgo a entrenar con mi papá cerca de mi casa. Entrenamientos cortos, porque mi papá es técnico (Roberto Salas, ex DT del Estrella Manuel Rodríguez de La Florida) y sabe de las posiciones en la cancha.

¿Qué consejos te da tu papá?
Me dice que tenga paciencia siempre y que tenga fe en lo que hago. Pensar antes de jugar porque como yo juego en todos los puestos debo pensar en el puesto en el que voy a jugar, ver videos del puesto.

¿Y lo haces?
Sí, siempre lo hago.

Gol de Lucho Salas

Hagamos un ejercicio, entonces ¿Qué arquero te gusta?
Claudio Bravo por su garra, su jineta, la autoridad. Es un arquerazo.

¿Lateral?
Abidal es fuerte en la marca, sabe llegar arriba, defiende bien. Me fijaba en su marca y en la fuerza que ponía al marcar. Con él perfeccioné el puesto.

Central
Piqué porque es tranquilo, marca bien, sabe salir jugando.

Volante
Iniesta por cómo se maneja en el juego, cómo piensa antes de hacer las cosas y cuando llega al área.

Enganche
Valdivia y Matías Fernández. Más Matías porque es muy talentoso. Es mi ídolo aunque no alcancé a verlo jugar en Colo-Colo, sólo por videos. Me gusta como presiona y por su estilo de juego.

Y de nueve
Chupete por la potencia, es rápido, poderoso y hace goles.

Tienes harta competencia acá. ¿Cómo ves la lucha por el puesto?
Está Andrés Cruz y Bastián Silva. Es una competencia difícil. Hay que agarrar confianza y superarse cada día. Ser titular y cuando vaya a la banca debo ser paciente.

Este gran momento que vives se ve reforzado por el llamado a la Selección
Sí es una experiencia bonita y estoy muy contento. Allá, eso sí, no se juega igual que acá en Colo-Colo. En la Selección es un 9 neto, de área. Acá en Colo-Colo es un nueve más libre que puede salir hacia atrás, como un 9 falso. Pero me siento bien con los dos esquemas.

¿Cómo es para ustedes ser bicampeones y haber ganado las dos finales a la U?
Bonito. Nos sentimos más fuertes, más poderosos. Ganarle a la U allá además fue espectacular.

Además es en un partido con la U cuando se te abre la posibilidad de volver a jugar de delantero
Fue un partido raro. En ese partido terminé expulsado porque según el árbitro yo le había pegado a un jugador. Pero yo estaba al otro lado de la cancha. Me sacó amarilla y como ya tenía me expulsó. Partí jugando de lateral, pero después me pusieron de nueve por una emergencia. Fue un partido para decirle al profe que yo podía jugar de nueve. La primera pelota que me llegó le pegué con la cabeza al palo.

¿Cuál es la meta?
El tricampeonato y llegar primeros en la fase regular para jugar la final de vuelta acá en casa.

¿Qué te pide Claudio?
Que me mueva arriba, que presione y defina.

Estás con mucha confianza, además
Es que de nueve siento mucha confianza porque es mi posición.

¿Con qué jugador te identificas?
Me identifico con Chupete. Él es mi referente.

Así lo ven los expertos

Lucho Salas con el balón

Claudio Rojas (DT de la Sub 15): La primera gran virtud de en su juego es hacer goles, tiene una facilidad innata para definir. Ejecuta desmarcaciones constantes lo que lo hace muy importante para hacer lucir el pase gol de sus compañeros. Tiene voluntad para iniciar la presión y provocar el error en la salida del equipo rival y lo más importante: actitud en los entrenamientos. Eso lo hace mejor jugador día a día. Es buen compañero y mejor persona, siempre dispuesto a aportar a la propuesta colectiva. Ejemplo de esto es que el semestre pasado jugó de lateral y central entregando siempre lo mejor de sí.

Miguel Riffo (Lo dirigió en los dos torneos pasados): Una de las virtudes que tiene Lucho Salas es que tiene un espíritu de superación tremendo, entrena muy bien, sacrificado, muy perseverante. Cuando lo dirigí lo ocupé de lateral, de central, de volante mixto y en menor medida como nueve y siempre rindió. Técnicamente es muy bueno, maneja muy bien los controles de balón, patea muy bien con las dos piernas y le gusta buscar el arco rival. Es extraordinario como jugador y persona. Lo quiero mucho.