alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Lucas quiere ser protagonista: “Voy a dar todo de mí”
Lucas vs Union

“Yo estudié en 2009, estudié arquitectura, pero lo tuve que dejar para jugar al fútbol”. Lucas Domínguez, comparte su pasión por la pelota, el pasto y los camarines con el amor al dibujo, los planos y las maquetas. Algo inusual en el fútbol, pero que el defensor no ve como un imposible, más allá de su historia personal: Yo creo que se puede estudiar y ser futbolista. Pero pasa que arquitectura es una carrera que te quita demasiado tiempo y no te permite descansar bien como tienes que hacerlo”, explica.

Fue así como entre prácticas y estudio, a Lucas le llegó una advertencia de su cuerpo: “Un día en la casa haciendo una maqueta me desmayé y ahí fue cuando mis papás me dijeron que tenía que hacer una de las dos cosas. No podía hacer las dos, era demasiado”. Claro, se pasaba la noche construyendo maquetas, no dormía, entrenaba y a veces se saltaba el almuerzo. Un exceso del que aprendió, el cuidado de su cuerpo era fundamental y no podía seguir poniendo en riesgo su carrera como deportista de elite.

Esa experiencia lo ha vuelto más consciente de los cuidados que debe tener un futbolista más allá de la juventud y lo volvió a sentir la temporada anterior, donde se sumó al Cacique sin haber hecho una pretemporada y luego de siete meses de inactividad: “Uno intenta hacerlo lo mejor posible, pero no haber tenido una pretemporada con mis compañeros me tuvo un poco a medias durante el semestre pasado. Creo que pudo haber sido mejor, lamentablemente no fue lo que esperaba. Pero ahora empiezo este semestre con una pretemporada, a la par de mis compañeros, con un entrenador nuevo”.

¿Cómo ha sido este semestre en Colo-Colo?
Ha sido algo tremendo, he conocido a un grupo tremendo de compañeros que están trabajando… Nos ha tocado un momento difícil, no hay que esconderlo, ha sido difícil este tiempo acá, pero estoy feliz con este desafío. No lo estoy pasando mal. Uno siente el compromiso de sacarlo adelante y esa ha sido la mentalidad. Para mí estar acá es un crecimiento importante a lo que tenía antes, es una oportunidad grande para conseguir mis sueños, mis metas y creo que en base a trabajo y compromiso podemos conseguir cosas importantes que es lo que todos queremos.

¿Cómo está el trabajo y el ambiente internamente?
Lo más importante es que siempre se dice que el grupo tiene que estar bien. Este grupo es muy trabajador, pero lamentablemente ha estado muy sensible a las críticas. Son cuatro años sin títulos y la gente lo hace sentir, la prensa lo hace sentir y de repente el equipo se siente un poco golpeado por este tipo de cosas. Más encima uno trabaja bien en la semana buscando revertir la situación. Decir: ‘Desde ese partido ganamos y empezamos a salir a flote’, pero nos cuesta.

¿Qué crees que pasa que al equipo le cuesta tanto ganar partidos?
La confianza en el fútbol son esos detalles. El desequilibrio individual, pegarle al arco, cuando uno anda con confianza, cuando el equipo anda con confianza las cosas salen y todos vuelan dentro de la cancha. Uno le pega al arco y la pelota se mete o se tira de cualquier forma y la quita o rebota y te queda igual. Son cosas que salen producto del trabajo y el esfuerzo, pero muchas veces, cuando la parte psicológica está golpeada, impide que todo fluya como tiene que fluir.

¿Dónde te sientes cómodo jugando?
Siempre he jugado de central, uno se va adaptando y el físico se va modificando para cumplir cierta función. Creo que puedo cumplir la función de lateral estando preparado, estando entrenado. Me gusta jugar más de central, ahí es donde he conseguido mis mejores rendimientos, donde me llamaron a la Selección, donde me trajo Colo-Colo. Pero hay que estar ahí para lo que sea, si te necesitan de delantero, de arquero, de volante, de lo que sea, uno tiene que estar para entregar lo mejor. Pero creo que la de central es la posición que me favorece.

“Quiero ir al Mundial”

¿Cómo ves la competencia con Lucho Mena y el Kily Vilches?
Son buenos compañeros, buenos jugadores y es una lucha súper leal y aquí el que tiene el mejor rendimiento es el que juega. El profe lo ha dejado bien claro y esperemos que sea así. Voy a sacrificarme, voy a dar todo de mí. Creo que puedo aportar y ser parte de este equipo.

¿Al parecer llegó muy bien Gustavo Benítez al plantel?
Bien. Él llegó con sus ideas y conceptos claros. Se dio cuenta rápido, con las referencias de los cuerpos técnicos anteriores, cuáles son las falencias de este equipo, cuáles son las áreas que están más débiles y apuntó un poco a eso. A la disciplina, al cuidado personal, a estar bien a estar comprometidos con el club y a estar conscientes de que nosotros somos buenos jugadores, que con confianza, estando bien, vamos a empezar a sacar los resultados y los logros que queremos. Nosotros sabemos también, él nos dijo que nadie llega por cualquier cosa a Colo-Colo, todos vienen con una carrera detrás y algo pasa que acá no conseguimos hacer lo que veníamos haciendo. Él va a buscar sacar el mayor rendimiento de cada uno en base al juego colectivo.

¿Cuán importante crees que sea esta pretemporada para el resto del año?
Es un periodo que no es sólo descanso, preparación física o táctica. Es un momento de intimidad del plantel, donde tenemos la oportunidad de afiatarnos, de comprometernos en los objetivos, de trabajar realmente concentrados. Estamos los 10 días en función de lo que aspiramos. El cuerpo técnico nos inculcó las claves tácticas para el funcionamiento del equipo, lo que ellos quieren de cada uno de nosotros y la disciplina que hay que tener fuera de la cancha. Buscamos ser más un equipo que jugadores individuales.

¿Cuáles son tus objetivos para esta temporada?
No pierdo la fe de volver a la Selección y poder ir a un mundial. Quiero tener un buen semestre, ser titular, jugar todos los partidos. Quiero participar, que hagamos una buena copa Sudamericana, conseguir el título. Para eso tenemos que trabajar y eso es lo que estamos haciendo. Dejamos atrás el primer semestre que fue muy malo. Pero con los jugadores que tenemos, con los que van a llegar, con el cuerpo técnico que llegó con ideas claras vamos a conseguir eso.

Y a los hinchas ¿Qué se les puede decir?
Me gustaría decirles que nos tengan fe, que no dejen de alentar, es importante para nosotros que los que van al estadio y nos siguen en la semana nos apoyen. Es muy difícil estar en Colo-Colo, hay mucha presión, pero creo que con su ayuda y con lo que estamos haciendo vamos a devolverle la alegría a todo este pueblo.