alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Los pequeños gigantes de la Sub 14 que van por el título del Clausura
Vargas, Valdés y Díaz

Juan Carlos Vargas (10 de la Sub 14), Celín Valdés (el 6) y Luciano Díaz (el 7) miden alrededor de 1,50 metros cada uno y tienen un manejo de pelota increíble para sus 14 años.

Vargas, Valdés y Díaz son a la Sub 14 del Cacique lo que Messi, Iniesta y Alexis al Barcelona. Tocan, tocan y tocan el balón hasta que aparece el claro. Es lo que les pide el profe Miguel Riffo: “¡Celín! Empecemos a jugar. Toma la pelota”, le decía el DT a Valdés, cuando el partido de ayer ante Audax tenía un pequeño bache para los albos.

Al final, el 5-0 ratificó la superioridad de este equipo que clasificó puntero de la fase regular, perdiendo solo dos partidos. Y que desde el domingo disputará la final del Clausura ante el archirrival.

Juan Carlos Vargas –oriundo de Río Negro, admirador de Jorge Valdivia y que sueña con jugar en Barcelona- apuesta a que “serán unas finales muy buenas”. “Ojalá se dé un resultado bueno para nosotros. Queremos hacer lo mejor posible”, sigue el volante, ubicado al extremo izquierdo de la fotografía.

Juan Carlos, ¿Riffo les recalcó mucho sobre esos dos partidos que perdieron, para que no se relajaran?
“Sí. Y nos sirvió harto perder esos partidos, porque fue ahí (ante Wanderers y Palestino) donde nos relajamos. Ellos metieron más que nosotros, nos afectó y nos ganaron. No nos podía pasar”.

Celín Valdés, el Iniesta de la 14 alba, admira a Iniesta. Encima quiere jugar en Barcelona y festejar luego en su ciudad natal: Curicó.

“El partido de semifinal fue complicado porque Audax era un buen rival, siempre nos han hecho buenos partidos, aunque la U será más complicado que Audax. El año pasado nos hicieron buenos partidos, perdimos acá en casa 1-0 y tenemos una revancha con ellos. Queremos ganar y salir campeón delante de ellos”, dice Valdés -al centro de la foto- con los azules entre ceja y ceja.

¿Qué les pidió el DT, Celín?
“El profe Riffo nos pidió el objetivo de salir campeón invictos. Perdimos dos partidos pero salimos primeros (de la fase regular) y después nos dice que paso a paso tratemos de ganar todos los partidos de playoffs”.

Por su parte Luciano Díaz –nacido en Copiapó, que quiere jugar en Manchester City y admira a Rafael van der Vaart- apunta a que los duelos ante la U tendrán un tinte especial. “Va a ser una final muy linda y le vamos a meter con todo para sacar el partido adelante”.

Luciano, ¿Hay un muy buen equipo y a veces se hace difícil tomar la camiseta de titular?
“Este es un grupo muy parejo pero todos le estamos metiendo para agarrar la camiseta de titular. Los que lo han hecho mejor se la han ganado. Al final el objetivo nuestro, de todos, es ser campeón”.

Juan Carlos Vargas, Celín Valdés y el volante Matías Álvarez comparten pieza en la Casa Alba. En la habitación de al lado, está Luciano Díaz junto al mediocampista Gonzalo Miranda y el delantero Rubén Sánchez (todos de la Sub 14).

Dice Celín Valdés: “¿Cómo se porta Juan Carlos Vargas? Mal, en todo sentido. En el colegio, en Casa Alba… (risas)”. Los chicos bromean. Son amigos. Pero Celín rectifica: “Noooooo. Los dos andan muy bien. Afuera y adentro de la cancha andan muy bien”.

Vargas, Valdés y Díaz dejan la cancha 2 del Monumental y se vuelven a reunir con sus compañeros. Comienzan a liderar el grito de guerra del Cacique, rito realizado al término de cada partido. Luego se van conversando a camarines, como amigos y artífices de un equipo que está dando qué hablar. En el paralelo ideal, tal como el Barcelona y Messi, Iniesta y Alexis.