alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Las confesiones del Gordo Vecchio
Vecchio mirando el balón que lo hace feliz

Emiliano Gabriel Vecchio (24) trabaja desde los 12 años, debutó a los 16 y a los 18 estaba en Real Madrid. Pensó en dejar el fútbol en su peak de rendimiento y hoy, en Colo-Colo, está obsesionado con dos cosas: el Superclásico y salir campeón alguna vez. Es que la derrota con Unión lo dejó tumbado.
Sin tapujos, las confesiones del Gordo:

Sé que no ha sido todo como esperaban
“He sentido que he ido de menos a más. Me ha costado un poco la adaptación pero me siento bien, muy cómodo donde estoy. Sé que no fue lo que la gente esperaba. La gente esperaba que estuviéramos más arriba, que peleáramos el título, pero no siempre se gana. Hay que saber perder como lo hemos hecho y sacar esto adelante, no queda otra. Hay que dar todo por la camiseta, nada más”

Confío en mis condiciones
“Siempre estuve bien, confié en lo que puedo dar. Muchas veces dentro de la cancha no salen las cosas como uno quiere, pero confío en mis condiciones, lo que puedo dar. Solo resta trabajar duro. No solo este semestre sino también el semestre que viene”

Volveré a ser el de Unión
“Estoy convencido que el plantel de Colo-Colo es muy rico en término de jugadores. Sé que la gente espera que uno haga la jugada de Maradona, que uno se pase a 5 jugadores y haga el gol, pero muchas veces no se puede. Intento hacer lo mejor, lo más simple, pero con el tiempo me he ido soltando. En los últimos partidos creo que he ido mejorando un poco. Sé que llegaré a ser ese jugador que fui en Unión Española”

Trabajo desde los 12 años
“Me ha tocado desde chico tener responsabilidades, trabajar. Salía a trabajar con mi hermano mayor a vender limones y confort como dicen aquí. Fue una época mala en Argentina, el año 2000 (tenía 12 años) y las cosas no estaban bien, pero nunca dejé de lado el fútbol. Trabajaba en la mañana y me iba a entrenar a las cadetes de Rosario Central. Y después me iba al colegio que lo hacía de noche. No fue fácil pero me sirvió para crecer y valorar más las cosas”

Zidane, un crack
“Cuando conocí a Zidane quedé maravillado. Es un jugador de una técnica increíble, diferente a todos. Es muy humilde, es mi ídolo”

Yo en el Real Madrid
“Fue raro. Tenía 18 años y estuve tres meses. Entrenaba con el Real Madrid Castilla y con el primer equipo. Por problemas de pasaporte no me pude quedar… Me ofrecían un contrato extenso. Fue una experiencia muy buena para mí. Estaba Zidane, Cassano, ayudaban mucho. A comer salía con los de Segunda: Mata (hoy en Chelsea), Callejón (Real Madrid), Negredo (Sevilla), Parejo (Valencia). Con los más grandes era como inalcanzable. Si ellos me hablaban, hablaba, si no, no. No cometen muchos errores, son gente muy aplicada. (Antonio) Cassano era muy especial, con un carácter especial. Nos hacía reír, bueno para las bromas… un poquito no le gustaba entrenar. Igual era extraordinario”

¡Dale Gordo Dale!

El 10 de Central a los 16
“Debuté a los 16 años en una época en que Rosario que no estaba muy bien económicamente. Debuté en un clásico Central-Newell’s. Central hace como 10 partidos que no ganaba, era una situación complicada. Pero fue mi sueño. Era el conductor del equipo y todo recaía sobre mí”

Jiu-jitsu, boxeo y Todo Vale
“Corinthians tenía 50 jugadores, no había mucho lugar para mí. Quería mantenerme físicamente y comencé a hacer Vale Todo. Me encantó pero no es compatible con el fútbol.
Partí con el Jiu-jitsu, técnica de agarre y sumisión. Después me llevó a hacer lucha, practicar boxeo y a practicar en la jaula. Un día me hicieron la propuesta, que iban a hacer campeonatos con otras escuelas, y dije que sí, me sentía apto”

12 peleas, 9 ganadas
“Tuve 12 peleas de jaula. Se peleaba cada 15, 20 días, no era nada profesional. 11 peleas en Sao Paulo y una en Río de Janeiro. Fui a Río porque era un martes y nos daban libre… igual estaba medio excluido del equipo y no estaba valorizado por el entrenador, Mano Menezes. Buen entrenador en todo caso.
Al final gané 9 peleas, perdí 2 y una empaté. Las dos que perdí fueron complicadas, me pegaron bastante… Con el tiempo, cuando fui aprendiendo, empecé a absorber más los golpes. La técnica del Jiu-jitsu era mi fuerte”

Vecchio no se guardó nada 24 años como si fueran 30
“Se lo digo muchas veces a mi esposa: Siento que tengo 24 años pero que he hecho tantas cosas que parece que tengo más de 30 años. He vivido bastante, conocí lo bueno, lo malo. Aprendí mucho y puedo elegir a las personas que tengo al lado, que son pocas pero buenas. Todo ese aprendizaje, todo lo que viví, me sirven para elegir a las personas que quiero al lado mío”

La banda de Rosario
“Mis amigos son todos de Rosario. Hay 6 que son de la infancia. Todos trabajan… querían ser futbolistas pero no tuvieron la suerte. Cuando nos juntamos comemos asado, tomamos mate, jugamos a la pelota. La banda es: el Tata, que es mi mejor amigo, Iván, Alexis, Alejandro, Juan Manuel, Facundo y después, conocidos tengo miles, un montón, pero conocidos”

Hincha de Central
“Siempre, de chico, fui hincha de Rosario Central. Una semana antes de jugar el clásico con Newell’s, la semana anterior había ido a la cancha a alentar al equipo como hincha. A la semana me tocó debutar. Perdimos 3-0 con River ese partido, jugamos muy mal en Gigante de Arroyito. Fue todo muy rápido”

Siempre fui 10
“Rosario siempre jugó con enganche. Siempre fue de la filosofía de jugar 4-3-1-2 y siempre fui 10, jugué de enganche toda mi vida”

Ángel Di María dio más de lo que pintaba
Angelito, compañero mío en cadetes, son de esos jugadores que hasta los 16 años fue un jugador, y a partir de los 16 años fue otro. Como que explotó, ninguno de nosotros imaginaba que iba a llegar a esto, pero explotó de una manera increíble. Jugó un fútbol increíble en Rosario, en Benfica y ahora todos sabemos lo que es. Estoy muy contento por él porque se lo merece, viene de una familia muy-muy humilde. Sé que nació su hijo hace un par de días. Quiero volver a tener contacto con él”

Emiliano quiere su revancha

Viejo mi querido viejo
“Mi viejo se llamaba Antonio José. Trabajaba en una metalúrgica. Le daban el cobre y el aluminio juntos y él los separaba y los llevaba a la fábrica nuevamente y lo vendía. Fue una persona que laburó toda su vida, le tocó vivir épocas muy complicadas y falleció muy joven, a los 46 años, de un cáncer al pulmón. Fumaba y tenía además unos tumores en la cabeza. Tengo un recuerdo excelente de mi papá”

Vieja, la futbolera
“A mi papá nunca le gustó el fútbol. Yo jugué fútbol por mi mamá, Adriana. A ella le gusta el fútbol, sabe quién es el 10 del Chelsea, sabe todo. Mi mamá es la primera crítica, mira todos los partidos y te dice lo justo: si jugaste bien, si jugaste mal. Sabe las pelotas que perdiste, sabe todo. Ella me mostró desde los 3 años lo que era jugar al fútbol. Todos en mi casa son de Rosario, menos mi hermano Jesús que es de Newell’s”.

Mis hijas, los angelitos
“Tengo una hija que se llama Julieta, tiene tres años. Vive en Rosario con la mamá. Julieta es… ¡hermosa! Cada vez que la veo es una cosa hermosa… haberla tenido a ella fue increíble. Ella es un angelito.
Ahora mi esposa está de 8 meses. Nacerá Ana Emilia. La panza está inmensa, con mi mujer estamos súper contentos. También me tiene loco. Vamos a algunas charlas de preparto que hace la clínica para informarnos. Uno no nace siendo padre, las charlas sirven para informarnos, sacarnos dudas”

Mi gran error
“Cuando tenía 18 años y estaba en Rosario no tuve gente que me aconsejara de buena manera, que me apoyara sin interés. Fueron decisiones muy apresuradas y me fui de Rosario. Cuando me fui de Real Madrid y quedé sin equipo fue muy complicado para mí. Haberme ido de Rosario a los 18 años fue una mala decisión que tomé. Me tendría que haber quedado y haber tenido continuidad ahí”

Pensé dejar el fútbol tras la final con Unión…
“Fue muy duro perder la final con Unión Española. No se me borra de la cabeza. Me acuerdo casi todos los días de mi vida porque fue algo que no tiene explicación. No sé cómo la perdimos. Fue pensar muchas cosas, fue pensar hasta dejar el fútbol porque creo que fue injusto el fútbol con nosotros. No teníamos por dónde perder esa final, no tenía explicación… que algo esté tan cerca, tan valioso… Fue algo muy duro. Hasta el día de hoy cada vez que me acuerdo me amargo muchísimo”

…Y lloré solo
“Cuando me toca irme de vacaciones (después de la final), mi mujer se acuerda, estuve muy triste. Cuando me bañaba, cuando estaba solo me acordaba y lloraba. Fue una de las tristezas más grandes que me tocó vivir futbolísticamente. A los días, cuando veía que pasaban y mostraban que Huachipato era campeón, dentro mío decía: ‘No puede estar pasando esto. Es una pesadilla’”.

El consejo del Coto Sierra
“Me tocó hablarlo con el Coto en su tiempo: Sentía que no tenía la voluntad de irme a otro equipo porque no estaba bien conmigo mismo, sentía que le había fallado al club, como que tenía cosas para darle todavía. Cuando surgió lo de Colo-Colo lo hablé con mi representante, con mi esposa, y era una oportunidad que no podía dejar pasar”

Emi mira el futuro

Vivo el día a día
“Hace un año y medio atrás estaba jugando en Tercera División en Argentina. Ahora me toca estar en Colo-Colo, el equipo más grande de Chile. La vida es muy dinámica. Yo vivo el día a día”

Superclásico
“Sinceramente, no sé si quedará bien o mal lo que voy a decir y con todo el respeto por Huachipato que es el último campeón, pero quería pasar rápido esa página y que llegara el domingo rápido, que llegue el Superclásico. Es muy importante, lo he visto muchas veces por televisión… Tengo la confianza que podemos andar bien y ganar”

Mi sueño
“Quiero salir campeón. Con la Unión lo tuve ahí y fue una final que rara vez no me acuerde. Mi idea es salir campeón en Colo-Colo.
Muchas veces somos conscientes de la crítica de la gente, pero nosotros lo damos todo, somos los primeros que queremos salir campeón, de quedar en la historia de Colo-Colo. Las ganas y la voluntad la tenemos. En nuestra cabeza siempre está salir campeón… Lo seguiremos intentando”