Así lo viví

Fecha 10 - 09/03/2014 vs Unión La Calera Luis Pavez

Ese partido fue algo especial para mí. Nunca pensé que se me iba a dar la posibilidad de poder jugar de volante para irme más al ataque, que es lo que me gusta, y menos hacer dos goles ¡Y buenos los goles! Me gustaron. Más encima el ambiente, estaba lleno el estadio, con dos pisos de gradas. A lo mejor no fue un rival como la U o la Cato pero fue un lindo momento.

Me gustó mucho el planteamiento que tuvimos. En el calentamiento estuvo Gonzalo Fierro y nunca pensé que al final no jugaría y entraríamos con línea de tres soltándome a mí. También fue confianza del profe porque podría haber soltado a cualquier otro, pero me soltó a mí porque me conoce.

¿Si cuando supe que jugaría más arriba pensé en el gol? Sí, ¡sí! Pensaba en cada rato en un gol, en subir y llegar arriba. Las dos veces llegué como lo pensé.

El primer gol fue un cambio del Chapa. Vi el espacio solo para Felipe y lo primero que pensé fue picar. Si me la daba bien, si no, no. Me la dio y cuando la tenía solo pensé en pegarle al arco nomás. Es el mejor gol que he hecho. En el segundo fue una jugada del Chapa. Estaba solo, piqué, levanté los brazos y le grité hasta que me la dio. Luego fue tocarla nomás.

No fue el mejor partido que he jugado, en otros he jugado mejor, pero sí me marca porque hice dos goles. No cualquiera hace dos goles en Primera División, más a la corta edad que tengo. Desde el principio del campeonato demostramos que fuimos un equipo macizo, sólido defensiva y ofensivamente.