alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
La Sub 15 fue eliminada en un injusto partido
Nota 2

Vivimos un partido parejo en el Monumental donde no se podía dar ventaja. Colo-Colo y O’Higgins propusieron un partido intenso y sin tregua. Parecía que sólo un descuido podría desnivelar un encuentro de fuerzas tan similares y esa mínima diferencia llegó con un gran infortunio. En una jugada fortuita Áxel Cortés terminó con un corte en la ceja. Tuvo que salir por cinco minutos para que lo curaran y en ese lapso los de Rancagua tuvieron sus mejores posibilidades a través de pases filtrados y diagonales desde la mitad hacia adentro. Fue en ese lapso donde los rancagüinos pudieron abrir la cuenta en un mano a mano en el que Pato Puente no pudo hacer nada.

Pasaron unos minutos para que Colo-Colo reaccionara, pero la respuesta llegó a través del buen fútbol. Branco Provoste, José Aguilera y Matías Bravo empezaron a juntarse y sus combinaciones siempre eran profundas. Zederick Vega pudo empatar con un cabezazo, Bravo también tuvo la suya luego de una pared con Ferrari y José Faría metió un cabezazo que se fue por nada. El Cacique hacía méritos para empatar el partido y este parecía que caería en cualquier momento. Pero el fútbol a veces no sabe de justicia y en un tiro libre Williams Muñoz la clavó en el ángulo. Excesivo premio para los celestes, excesivo castigo para nuestros muchachos.

El equipo entró decidido en la segunda parte. Presionó arriba, no dejó salir a los celestes y comenzó a generar situaciones claras de gol. La mejor de todas fue de Áxel Cortés que le quedó un balón picando en el área luego d eun tiro de esquina. Remató bien el central, pero Leandro Orrego estuvo sensacional para impedir el primero de los albos. Pero el gol tenía que caer y llegó gracias a una gran jugada de Felipe Zúñiga por izquierda, un centro preciso y un cabezazo potente de Farías. Colo-Colo olió sangre y fue en busca de su presa. Sólo dos minutos más tarde Zederick metió un cabezazo que le sacaron de la línea

Branco tuvo el último mano a mano luego de una habilitación de lujo de Zederick. El talentoso volante definió a un costado y el arquero no tenía nada que hacer. Pero el balón se fue caprichosamente por el costado del vertical. De ahí en más Colo-Colo metió en su arco a O’Higgins, pero no consiguió la claridad para empatar el partido. O’Higgins con poco nos sacó de la final. ¡Vamos muchachos, a levantarse!

Colo-Colo 1-2 O’Higgins

Colo-Colo: Patricio Puente, Esteban Campos (87′ Simón González), José Farías, Áxel Cortés, Bastián Téllez; Williams Alarcón, Matías Bravo (53′ Felipe Zúñiga), Branco Provoste; Matías Ferrari (65′ Gabriel Maldonado), Zederick Vega, José Aguilera. DT: Agustín Salvatierra

Goles:
José Farías (75′) CC