alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
La más emocionante de las noches con Colo-Colo de Todos los Tiempos
Cena de Colo-Colo de Todos los tiempos

Lo repitieron una y otra vez los invitados a la cena anual de Colo-Colo de Todos los Tiempos, ¡qué difícil es reunir a la gente del fútbol! ¡qué difícil es encontrar instancias para conversar de fútbol! ¡y con qué alegría se vuelve a casa cuando se hace! Por lo mismo cada año cobra más valor y relevancia esta gala organizada por cuatro pilares del Cacique: Luis Hormazábal, Raúl Ormeño, Lizardo Garrido y Carlos Caszely.

Todos los años también se homenajea a un integrante de esta verdadera familia y en esta ocasión el elegido fue Adolfo Nef. El arquero de Colo-Colo 1973 y actual preparador de arqueros del fútbol joven rompió en emoción al recibir el Cacique de Oro y cómo no hacerlo después de un discurso como el de Fernando Solabarrieta que recorrió la vida del Gringo resumida en sus grandes hitos: “Nunca me habían hecho un resumen así, con tanto detalle, investigación. Había algunas cosas que ni yo me acordaba”, reconoció Nef, aún con la emoción en los ojos.

Adolfo Nef

La sorpresa del premio no se detuvo con la entrega del galardón, pues su familia en pleno entró al salón principal del estadio san Jorge para abrazar, acompañar y hacerse partícipe de este merecido homenaje. El gran Gringo Nef, ese arquero frío y de piel dura mostraba su gran corazón, el mismo que lo transformó en una leyenda de la institución y en uno de los hombres más queridos de Colo-Colo.

Antes de las lágrimas de Nef, las 104 personas que llegaron hasta Paul Harris se emocionaron con el discurso a corazón abierto de Vladimiro Mimica. El periodista, que pasó a la historia con su narración de la final de la Libertadores 1991, ganó el reconocimiento del Cacique de Plata por su dilatada trayectoria en las comunicaciones y en especial por su aporte al club. El relator llamó la atención sobre la rica historia de nuestro querido club: “Colo-Colo no empezó ayer”, dijo. Vladimiro además alentó a los dirigentes actuales y en especial a José Luis Sierra a dejar grabado a fuego su paso por el club.

Vladimiro Mimica

Quizás el momento que mejor refleja el clima y la generosidad de este grupo de futbolistas es el reconocimiento que se le hace cada año a exjugadores de Universidad Católica y Universidad de Chile. En esta ocasión los invitados fueron Marco Cornez y Sergio Vargas. El exarquero de la U fue especialmente elocuente: “Esto que ustedes hacen es algo único”, dijo e instó a los organizadores a seguir con esta hermosa tradición.

Colo-Colo de Todos los Tiempos recibió los parabienes de Aníbal Mosa, presidente de Blanco y Negro. Mosa se unió así a la mesa de los presidentes de la institución que acompañaron el festejo, entre ellos Hernán Levy, Gabriel Ruiz Tagle, Carlos Tapia y Arturo Salah. La organización aprovechó la ocasión para reconocer el aporte de trabajadores que han sido muy importantes para el éxito de este grupo, como la exgerenta comercial Paulina Agüero y de la exencargada de museo y ventas, Giuliana Quintano. Sin duda fue una noche única, cargada de alegría, amistad y por supuesto mucho fútbol.

Fue la más emocionante de las noches.

REVISA AQUÍ LAS MEJORES FOTOS DE LA NOCHE