alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
La juvenil naufraga ante un rústico Coquimbo Unido
Camilo vs Coquimbo

Foto gentileza de Coquimbo Unido

El fútbol tiene mecanismos misteriosos para equiparar a dos equipos que en el papel son diametralmente opuestos. Eso ocurrió este mediodía en Coquimbo. Los locales con un combinado evidentemente inferior técnicamente terminó ganándole merecidamente a un Colo-Colo que por individualidades era inmensamente superior.

El equipo, dirigido esta vez por Luis Pérez Franco, comenzó demostrando su superioridad en el campo de juego. La primera media hora fue muy superior en posesión y jugó siempre en el campo del rival. Mientras que los locales se conformaban con pelotazos largos, una defensa muy poblada y apostar por la contundencia.

Con el pasar de los minutos, Coquimbo Unido comenzó a hacerse fuerte con su juego físico. Controló cada vez mejor a nuestros delanteros y ganó en confianza ante la impotencia de nuestras individualidades. Las luces de Lara, Delgado, Villanueva, Sepúlveda y Pontigo se fueron apagando ante la marca numerosa y rústica de los coquimbanos.

Si el empate era negocio para los piratas, más premio se llevaron cuando conectaron de cabeza un córner y consiguieron la ventaja. Así se potenció su juego defensivo, se hicieron más fuertes aún en su esquema y jugaron con la desesperación de nuestros jugadores. De esta forma la pelota larga, el cabezazo dividido y las segundas pelotas terminaron siendo un negocio más rentable que la asociación, la posesión de balón y el ataque por las bandas.

Por llegadas al arco rival, Coquimbo terminó mereciendo una victoria impensada y dándole un duro castigo a nuestra juvenil que naufragó en las torrentosas aguas del puerto de la cuarta región.

Fútbol joven / Sub 19

Coquimbo Unido (1): Iván Segovia, Diego Carrasco, Ricardo Bahamondes, Darwin Araya, Franco Seida; Fredy Muñoz, Matías Martínez, Juan Valenzuela (82′ Ricardo Pizarro); Mauricio Riquelme (Max Berríos), Francisco Cortés (90′ José González), Arthur Morais.

Colo-Colo (0): Pablo Soto, Camilo Rodríguez, Víctor González, Ignacio Soto, Narciso Cabrera (55’ Ariel Roa); Ignacio Caroca, Matthías Villanueva (61’ Ariel Páez), Francisco Lara; Carlos Sepúlveda, Luca Pontigo, Juan Delgado (65’ Pablo Soto).

Goles:
1-0 Mauricio Riquelme (49’) COQ

Tarjetas amarillas:
Darwin Araya
Arthur Morais
Mauricio Riquelme