alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
El primer festejo fue en Chillán
Delgado dispara. Fue el 1-0

A los 60 minutos, cuando llegó la apertura de la cuenta gracias a un penal servido magistralmente por Juan Delgado, el Cacique era el dueño absoluto del encuentro en el Nelson Oyarzún. Además de su posicionamiento en el campo rival, el equipo de Riffo no le prestaba la pelota a su rival y en los pies de Baeza, Pontigo y Caroca había tenido las ocasiones más claras para abrir la cuenta.

El ataque por las bandas, donde Ariel Páez y Juan Delgado formaron incisivas duplas con Dilan Zúñiga y Jorge Troncoso -que luego fue reemplazado por el sólido Camilo Rodríguez-, fueron el arma favorita en esos primeros 45 minutos. Sólidos en defensa Mou Jadama y Luis Pavez nunca se vieron afligidos por un equipo local que apostó por el contragolpe.

De todas formas hubo que esperar hasta los 60′ porque la defensa chillaneja se paraba muy ordenada y le cerraba los caminos al Popular para entrar con pelota dominada. Por eso las oportunidades de gol de los albos habían llegado gracias a remates de distancia (Báez, Zúñiga y Caroca), errores del rival que casi aprovecha Pontigo y por la pelota detenida con la que casi celebra Baeza.

En el segundo tiempo, la dinámica del Cacique disminuyó al máximo a un Ñublense que prácticamente no inquietó a Salazar. El mediocampo estuvo especialmente activo. Caroca, suelto de mitad para arriba, le dio volumen y profundidad a los ataques del equipo. Juan Delgado, activo como siempre, ayudó en defensa además de encarar con la personalidad acostumbrada.

Brilló Baeza en la distribución, capitán esta tarde, el canterano dio muestras de su técnica y panorama. Sus pelotazos con ambas piernas fueron un recurso permanente del ataque albo. Nada de mal para un jugador que habitualmente juega de seis, pero que perfectamente puede asumir un rol más creativo cuando el equipo (éste y el de honor) así lo requieran.

En definitiva, un triunfo que debió haber sido más holgado, pero que de todas formas fortalece a un equipo que está llamado a ser protagonista del torneo.

Segunda división profesional / Segunda fecha

Ñublense Filial (0): Diego Torres, Neftalí Bravo, Patricio Muñoz, E. Navarro, Raimundo Torrealba (46′ Sebastián Aldunate); Manuel Betancourt, Ubaldo Núñez, Darwin Cerda, Alexis Orellana (77′ Daniel Concha); José Gatica (68′ Michael Muñoz), Felipe Albornoz. DT: Freddy Angulo.

Colo-Colo Filial (1): Álvaro Salazar, Jorge Troncoso (46′ Camilo Rodríguez), Mou Jadama, Luis Pavez, Dilan Zúñiga; Rodrigo Báez, Ignacio Caroca (77′ Cristopher Penroz), Claudio Baeza; Juan Delgado, Luca Pontigo (55′ Matthias Villanueva), Ariel Páez. DT: Miguel Riffo.

Goles:
0-1 Juan Delgado (59′) CC

Tarjetas amarillas:
Ubaldo Núñez (ÑBL)
Modou Jadama (CC)
Darwin Cerda (ÑBL)