alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
La emotiva charla que conmovió a los cadetes albos
charla

“En la vida nada es imposible”. Con esa consigna se presentó en la Ruca Adolfo Almarza, corredor profesional de Downhill (bajada en bicicleta de altas cumbres) y el único discapacitado de la disciplina en la categoría PRO mundial.

Almarza -chileno, 25 años, ex basquetbolista- sufrió un accidente automovilístico en 2000 tras lo cual le amputaron ambas piernas. Hoy, a través de decidido.cl, realiza charlas y este miércoles expuso ante unos emocionados jugadores de las divisiones inferiores del Cacique.

“Desde pequeño me di cuenta que era un gran deportista. El 2000 salí por primera vez del país y a los 12 años me sentía el mejor. Pero no sabía lo que me tenía preparado el destino. Tuve un accidente, mueren tres compañeros de equipo… Pase de ser una persona normal a una con deficiencias”, contó Almarza en una repleta sala de prensa del Monumental.

“Aprendí a saber lo que era el dolor. Quería la muerte, pensé que mi vida se hundía”, dijo el corredor antes de dar un giro a su charla (ya lo había hecho con su vida) mostrando su pasión por la MTB.

“Mi discapacidad es mi capacidad de demostrar a ustedes que nada es imposible”, lanzó ante la emoción de los futuros cracks de Colo-Colo.

“Estoy contento porque uno de los mejores equipos de Chile se haya fijado en nuestro trabajo que se viene haciendo con Decidido.cl”, comentó Adolfo al cierre, quien recibió un galardón y una camiseta autografiada de parte de Arturo Salah, presidente albo presente en la conferencia.

Los chicos de cadetes, cargados de emoción, comentaron las frases que quedaron dando vueltas en la casa del Eterno Campeón:

Pablo Soto Solís, Sub 19:
“Estuvo bueno, muy bueno. Interesante que vengan a dar charlas motivacionales, es importante. Me llamó la atención la la fuerza, la pasión que le pone él a lo que le gusta”.

Kevin Orrián, Sub 17:
“¡Bien! Me quedo con la perseverancia que tuvo. Las metas que se propuso las cumplió”.

Jorge Araya, Sub 17:
“Estuvo bueno. Lo que más me gustó fue la constancia que tuvo para recuperarse por lo de sus piernas y estar donde está ahora”.