alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
La costumbre de una noche histórica
Nota

Como cada año, noviembre es el mes donde las glorias del Cacique tienen su ceremonia especial. Colo-Colo de Todos los Tiempos aplaude y festeja a los suyos en un rito clásico que ya es parte del ADN colocolino.

Este lunes, en el Estadio del Banco Central en La Reina, las distintas generaciones de los cracks albos tuvieron su encuentro 2017 con premios, emociones y recuerdos por doquier.

Luis Hormazábal, Raúl Ormeño, Lizardo Garrido y Carlos Caszely son los cuatro mosqueteros que organizan y dirigen a este grupo de amigos y que deciden los premios a entregar en cada sesión.

Todos terminan felices por el galardón: Este año se premió a figuras como Eddio Inostroza, Mario Galindo, Arturo Jáuregui, Pablo Contreras, el periodista Hans Marwitz y el eterno colaborador Gustavo López, alias “Pirata”. El gran premiado de la noche fue Alejandro Ascuí, presidente del Cacique entre 1980 y 1984.

Ascuí lanzó su mejor frase, en el discurso de agradecimiento: “Colo-Colo es lo más grande del mundo. Este es el día más feliz de mi vida… ¡Gracias! Todos dicen la familia y después Colo-Colo ¡No! Es Colo-Colo lo primero porque la familia es la proyección de eso. Si no son colocolinos, no entran a mi casa”, terminó entre las risas y las lágrimas del centenar de presentes.

Uno no se cansa de ver dialogar entorno a una mesa a figuras de distintas épocas. Es conmovedor. Imagínese: Vasconcelos conversando con Adolfo Nef. Rodolfo Madrid en una charla con Óscar Rojas. Y los de ahora… Porque allí estaban también Esteban Paredes, Matías Zaldivia, Claudio Baeza, Gabriel Suazo, Iván Morales, Álvaro Salazar, Fernando Meza y Michael Ríos.

Como cada año, también, Colo-Colo de Todos los tiempos homenajeó a dos figuras de los rivales. Este año subieron al estrado Alberto Quintano de Universidad de Chile e Ignacio Prieto de Universidad Católica (aunque Nacho dirigió a Colo-Colo y fue campeón de la Copa Chile 1994, de hecho). Ambos, Quintano y Prieto, reconocieron: “En nuestros clubes soñamos con tener algo así”.

El presidente albo Aníbal Mosa aseguró el apoyo permanente a la causa. Junto a otros directores, gerentes y expresidentes del club, aplaudieron también a sus ídolos.

Ex funcionarios y dirigentes, periodistas y colaboradores estuvieron en la noche mágica del Cacique, recalcando que para emocionar con Colo-Colo, caben todos.

¡Larga vida a Colo-Colo de Todos los Tiempos! Un poema de respeto al pasado, para proyectar un futuro como corresponde.