alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
La columna del Capitán: Con alegría y convicción
La columna del Capitán

Inicio esta primera columna agradeciendo el espacio que me dan para poder entregar los sentimientos que uno tiene en la interna. Espero que la gente se entere a través de estas palabras, cómo estamos viviendo estos momentos dentro del camarín, dentro del Monumental, en voz de uno de sus actores principales.

Estamos en un momento de mucha convicción. Que no quepa la menor duda de que creemos que se puede hacer algo importante en este semestre. Se ha formado un equipo de grandes jugadores y muy buenas personas, un grupo humano que nos da la oportunidad de ir a pelear el título, la ansiada estrella 30.

Desde que asumió Héctor con su cuerpo técnico fueron muy claros en su proyecto de trabajo y eso nos entusiasmó mucho. Partido a partido hemos ido trasladando a la cancha lo que ellos desean para Colo-Colo. Más allá de los nombres de los titulares, que lo han hecho bien, habla bien del grupo que la gente que entra desde la banca, siempre aporta un granito de arena a este Colo-Colo donde todos tiramos el carro para el mismo lado.

Yo estoy disfrutando este momento. Aunque me tocó empezar jugando, sé que ya vivo una etapa distinta. No sé aún si son mis últimos partidos, no he decidido lo que voy a hacer, pero disfruto día a día, aunque no me haya tocado jugar. Agradezco las palabras de Gonzalo (Fierro), así como el respeto que me tienen todos los compañeros. Me ha tocado estar en la banca, lo que siempre es difícil para un jugador, pero siempre trato de aportar, desde el lugar que sea.

Creo que en un liderazgo es súper importante predicar con el ejemplo, no sólo en el ámbito deportivo. Eso trato de transmitirles a los más jóvenes: en algún momento les va a tocar bailar con la fea, como se dice, pero siempre hay que estar dispuestos y llanos al trabajo, al sacrificio, a la lucha del día a día, para que cuando te toque entrar, estés en las mejores condiciones para colaborar con el objetivo que todos queremos.

Estoy contento de estar participando de este grupo, de ser parte de esta institución, de vivir este momento tan emotivo, donde se está reencantado a la gente después de mucho tiempo.

Colo-Colo tiene una gran mixtura de gente. Algunos con una gran trayectoria, como Justo o Jaime, que han vivido momentos buenos y malos con sus respectivos equipos. Y están los más chicos, a quienes hay que ir enrielando, sacándoles la presión, la efervescencia del hincha. Tenemos que transmitirles que aún falta mucho campeonato, que cada vez los rivales serán más duros, que van a querer bajarnos, jugarse el partido del año contra nosotros. Porque Colo-Colo está dando que hablar, estamos jugando bien, en la cancha que sea. Ahí tenemos que aparecer los grandes para dirigir al grupo no solo a una victoria, sino a un triunfo al final del torneo, levantando una copa.

Sabemos que en un equipo como Colo-Colo siempre va a existir la presión del hincha, del medio y de los rivales. Pero son responsabilidades bonitas que tenemos que asumir. Hay que canalizarlo para llevarlo a la cancha de buena forma. Creo que lo hemos hecho bien. Acá en el Monumental la gente está muy eufórica. Con Huachipato íbamos ganado cómodamente, pero el hincha quería más y muchas veces nos puede pasar que el rival crece un poco y nos convierte tres goles que podríamos haber evitado. Aprendimos de esos errores y creo que mejoramos ante Unión, donde también hubo momentos en que ellos manejaron el partido. Ahí supimos poner los paños fríos y canalizamos mejor la presión que te traspasa el público. Hemos ido aprendiendo a manejar los partidos. Con Antofagasta perdimos puntos importantes por querer ir en busca de más, en vez de haber manejado mejor la pelota. El entusiasmo nos llevó a buscar otro gol, y al final perdimos puntos importantes. Hemos aprendido de esos errores.

Agradecemos al hincha que viene al Monumental. Sabemos de su sacrificio y del apoyo que siempre nos entregan, incluso llenando entrenamientos en la semana. Es muy lindo volver a ver eso, el estadio repleto. Les pedimos que nos sigan teniendo paciencia, nos estamos entregando por entero y sabemos de la responsabilidad grande que tenemos. Les pedimos que tiremos todos el carro para el mismo lado. Siempre lo he recalcado, nuestros mejores momentos son cuando hemos estado todos unidos: jugadores, dirigentes, cuerpo técnico, hinchas. ¡Eso nos llevará al éxito!

En 15 días más, los espero acá con una nueva columna.

Lee acá otras “Columnas del capitán”