alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
La 15 pisa fuerte: 3-1 a Cobreloa
Diego Muñoz

El fútbol vistoso y ofensivo al que nos tiene acostumbrados Miguel Riffo, a veces no deja ver la calidad defensiva de esta categoría. Este mediodía en el Estadio Gasco, cancha donde Cobreloa hace de local, fue una verdadera demostración de la calidad de sus dos centrales. Diego Muñoz y en especial Alberto Hernández fueron vitales conteniendo los ataques del local y también en el área rival.

Fue en la primera jugada del partido donde Colo-Colo le hizo ver a Cobreloa que no le importa la cancha, la localía o el público, estos muchachos siempre salen a comerse al rival desde el minuto uno. La primera fue córner y la segunda fue gol. Desde esa pelota detenida el balón quedó suelto y Diego Muñoz la metió con todo adentro del arco. Celebración eufórica del defensor que se lo fue a dedicar a sus cercanos en la tribuna.

A partir de ese gol, Cobreloa sintió la responsabilidad y el peso de ser locales. Presionaron más arriba los loínos comenzaron a generar llegadas. Fue en ese lapso del encuentro cuando la figura de Hernández se hizo gigante. Impasable cada vez que lo enfrentaron, sólido en el juego aéreo y con la tranquilidad que habitualmente exhibía su entrenador en sus tiempos de jugador cada vez que debía distribuir el balón.

Colo-Colo esperaba un poco más, pero no por eso dejaba de generar peligro arriba. Juan Vargas, Benjamín Briones y Luciano Díaz estaban muy activos y una jugada muy bien elaborada terminó por sepultar la confianza de Cobreloa que se había entusiasmado en la búsqueda del empate. Bastián Silva la clavó en un ángulo. Veinte minutos más tarde Alberto Hernández tendría premio por su gran partido con un gol en el que tuvo que definir con tranquilidad para poner el 3-1.

Así terminaría el partido. Es cierto que Cobreloa pudo haber descontado una vez más. Pero también es cierto que las más claras en el segundo tiempo fueron para Colo-Colo. En defensa el Cacique puso el candado y cuando Muñoz y Hernández deciden cerrar la puerta no parece haber delantera capaz de abrirla.

Fútbol Joven / Cobreloa vs Colo-Colo

Cobreloa (1): Leandro Vargas, Nicolás Morgado, Rodrigo Ávalos, Diego Carimán, Luciano Gálvez; Nicolás Baeza, Pablo Vergara (73′ Marco Acuña), Benjamín Aedo (85′ Edison Vera), David Romero; Nicolás Paredes (56′ Jorge Díaz); Maximiliano Acevedo (41′ Carlos Gutiérrez). DT: Manuel Leiva.

Colo-Colo (3): Javier Flores, Luis Salas, Diego Muñoz, Alberto Hernández, Antonio Castillo (52′ Álex Fuentes), Gonzalo Miranda, Sergio Arriagada (65′ Diego Cayupil), Juan Carlos Vargas; Luciano Díaz, Bastián Silva (73′ Piero Santana). DT: Miguel Riffo.

Goles:
0-1 Diego Muñoz (2′) CC
0-2 Bastián Silva (13′) CC
1-2 Benjamín Aedo (26′) COB
1-3 Alberto Hernández (32′) CC

Tarjetas amarillas:
Gonzalo Miranda (CC)
Nicolás Baeza (COB)
Nicolás Paredes (COB)