alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Hugo González y la final con la Sub 17: “Vamos a ir a ganar los dos partidos”
Hugo González

Hugo González es picado, quienes lo vieron jugar lo saben y quienes lo ven dirigir también lo tienen claro. Se enoja en el banco, grita y hasta a veces ha entrado a la cancha de pura rabia. Su carácter a veces lo sufren sus propios pupilos. Pero al contrario de lo que puede pensarse, la mayoría de los jugadores del fútbol joven lo quieren y lo señalan como un referente en sus cortas carreras.

González marca, deja una huella en los muchachos gracias a que los forma, “prefiero trabajar con estos chicos que están aprendiendo, que con los grandes que ya vienen con sus mañas”, dice. Y además los guía a conseguir objetivos. Como el que busca la Sub 17, la categoría a su cargo, que pelea la final del torneo contra Cobreloa.

¿Cómo está el equipo para las finales que se vienen?
Bien. Hasta el momento se ha entrenado bien, se ha hecho una buena recuperación de los chicos que jugaron las dos semifinales. La única salvedad en este caso es Hardy Cavero que está con una esguince en la rodilla que lo tiene complicado y lo más probable es que no pueda jugar. Pero hay que buscar otras variantes para suplir una situación compleja porque Hardy es un muy buen jugador.

Además se resintió Sanhueza
Sí, él venía con un microdesgarro y se resintió. Así que tampoco está. Igual no estaba para jugar porque llevaba mucho tiempo sin fútbol.

En la vuelta con Católica fueron muy superiores. Podrían haber sacado cinco goles de diferencia, pero terminaron sufriendo ¿Cómo valora ese partido?
Sí, ese es el sino que tenemos en todas las categorías, independiente de que se trabaje todos los días en el finiquito. Pero lo importante es que se generan muchas ocasiones. Al ojo tuvimos seis o siete ocasiones claras de gol que podríamos haber finiquitado y haber ganado sin ningún problema. La superioridad futbolística fue demasiado importante y no sólo en la vuelta, en la ida también fuimos muy superiores.

Jugaste todo el torneo con un equipo y ahora en las semis se incorporaron los jugadores que habían subido a la 19 ¿Cómo es para un entrenador una situación así?
Se generan sentimientos porque gran parte del torneo y del esfuerzo durante el torneo lo hicieron los chicos de la generación 96. Obviamente que uno tiene que contar con los otros jugadores que estaban en otra categoría y brindarles la posibilidad de jugar en esta instancia porque tienen más experiencia.

¿Cómo ves a Cobreloa? Al parecer hay que sacar una ventaja importante acá en el Monumental a la luz de lo que pasó en la semifinal de ellos contra la U (Ganaron en Calama 5-1)
Cobreloa va a querer jugar con todo lo que concierne a la altura, la hora. Probablemente nos van a poner una cancha sintética. Van a ocupar todas las artimañas para tratar de ganar. Pero eso es problema de ellos. Nosotros tenemos que adecuarnos.

¿Qué tiene de especial esta categoría?
También se generan sentimientos encontrados en esta situación. Porque se fusionaron dos series y se supone que quedó lo mejor. Por lo mismo hay un muy buen plantel. Si bien es cierto subieron muchos chicos a la juvenil, siete u ocho fácil que no actuaron durante todo el año con nosotros, pero quedaron los jugadores de 1996 que son muy buenos también y de hecho estuvimos punteros casi todo el semestre. Eso es lo que tiene de especial, es un plantel amplio y con muy buenos jugadores.

¿Cuál es tu pálpito para el partido con Cobreloa?
Creo que nos va a ir bien. Estamos esperanzados porque tenemos buenos jugadores. Vamos a ir a ganar los dos partidos. Acá tenemos la responsabilidad y vamos a salir a buscar el partido. Tengo fe porque tengo buenos jugadores y eso te facilita las cosas. Lo primero es jugar bien.

Su paso por el Primer Equipo y las nuevas generaciones

Con el tiempo, ¿pudo hacer un balance de lo que fue el paso tuyo y de Luis Pérez por el Primer Equipo?
Sí, se tomó el plantel en una situación más difícil de la que se tomó ahora. Un plantel partido y muy complejo. Nos pasó la cuenta los partidos con la U. Pero en términos de jugar hicimos muy buenos partidos donde marcamos mucha diferencia con los rivales y con la U, que era el equipo de moda en ese momento, nos pasó por arriba y marcó un poco la continuidad de Lucho. Pero jugamos muy buenos partidos, se ganaron casi todos los encuentros, se le ganó a la U acá y bien ganado, sin público y le podríamos haber hecho un par de goles más. Entonces el balance fue positivo. Hasta último momento estaba la duda si seguía Lucho o se traía otro técnico.

¿Esa experiencia con el Primer Equipo se traspasa después a las categorías del fútbol joven?
Son trabajos totalmente distintos los que se hacen en el fútbol profesional y en las inferiores. Estos muchachos están aprendiendo a jugar, en cambio los otros tienen que jugar y rendir. Pero sirvió para agregar experiencia a la que ya tengo, jugué una final con Fernando (Astengo), llevó mucho tiempo acá, o sea estoy tranquilo con la experiencia que tengo, además ahora vamos a jugar otra final y eso ratifica lo que uno piensa.

¿Qué crees que le falta a los jugadores jóvenes de Colo-Colo para meterse en el Primer equipo?
Lo que pasa es que estar en Colo-Colo es una situación difícil para los chicos de cadetes. No me cabe la menor duda que aquí hay muchos chicos que si estuvieran en otros clubes ya estarían jugando o alternando en equipos de primera. Es cosa de ver al grupo que vuelve de préstamo, todos han sido aporte en los clubes a los que han ido. Ahora, creo que estos jugadores están preparados para alternar con jugadores que en este momento están arriba. También es una situación que la tienen que ver ellos porque cuando les den la oportunidad tienen que aprovecharla al máximo.

¿Cuán compleja es la comunicación entre un referente como tú y esta generación de jugadores que parece tan distinta?
Son muy diferentes. Estos chicos prefieren otras cosas. Uno cuando era cadete esperaba el carnet de jugador para entrar gratis al estadio, ver fútbol, ver jugadores, estar cerca de la reja para ver de cerca a nuestros ídolos. Ahora los chicos si les dan la posibilidad de ir al estadio, prefieren hacer otras cosas. No tienen mucha pasión por el fútbol que es una profesión espectacular. Uno intenta impregnarles esa pasión, que aprendan viendo.

¿Hay algún jugador en el que te reflejes de las divisiones menores?
Es difícil porque son todos buenos, jajajaja. Los que tienen mucha entrega, que corren todo, picados para jugar. Uno se ve reflejado con el jugador de Colo-Colo, con el que va siempre adelante.