alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Hugo González: “Tengo las capacidades y me creo el cuento”
Hugo Gonzalez en la banca

La historia del Hugo González futbolista y DT está íntimamente ligada a su padre. De él heredó su talento futbolístico, su amor por Colo-Colo y el coraje al momento de ponerse los botines. El primer día que Hugo jugó por el Primer Equipo del Popular, su padre homónimo estaba ahí. “Fue un 2 de marzo del 85, jugué en Rancagua contra O’Higgins y ganamos 3-1. Jugaba Caszely y Vasconcellos. Anduve muy bien. Pero lo que más contento que me tuvo en ese momento fue que mi padre estuvo ahí y me vio jugar”, recuerda el ahora técnico del Primer Equipo albo.

Jugar bien y marcar con fiereza fue secundario ese día de marzo, Hugo jugó para su padre, testigo privilegiado del paso más importante de su carrera hasta ese momento. Ahora Hugo-padre volverá a estar en la tribuna, cuando el ex defensor entre a la cancha como Entrenador del Primer Equipo popular. “Me vio jugar todas las cadetes, el Primer Equipo, va a todos los partidos de la Segunda… El orgullo que debe tener en este momento”, dice conmovido y al borde de las lágrimas.

Un desafío enorme se viene para González, pero él se lo toma con calma. Sabe convivir con este tipo de situaciones. Y sabe lo que significa jugar por Colo-Colo ¿Cómo han sido estas primeras horas como DT de Colo-Colo?
Buenas y tranquilas. Se ha notado el cambio en las llamadas telefónicas que he recibido. Antes al mediodía no me llamaba nadie, ahora tengo quince o veinte llamadas perdidas. Pero es parte del cargo. Tampoco han sido tan agitados porque en las divisiones menores estamos acá todo el día. Así que es normal pasar acá. Sólo que ahora el tiempo lo ocupamos en analizar el rival y ver videos de ellos.

¿Te costó tomar el Primer Equipo? En el momento en que te lo ofrecen ¿tuviste que pensarlo o dijiste de inmediato que sí?
Inmediatamente que sí. No hay nada que pensar. Son momentos que uno tiene que atesorar porque tengo las capacidades y me creo el cuento. Si no me sintiera capaz, que no tengo las aptitudes, no lo habría hecho. Tengo experiencia, he estado con otros técnicos. Conozco al 90% del plantel y participé en la formación de ocho o nueve de ellos.

Cuando se habla con los jugadores más jóvenes siempre dicen que su sueño es jugar en el Primer Equipo. ¿Para ti dirigir al Plantel profesional es un sueño?
Hay técnicos y técnicos. Muchos se proyectan como técnicos de primeros equipos. Yo me he ido especializando y poniendo metas. Me gustó mucho la formación. Ahora en abril cumplo 12 años acá. Antes estuve en Magallanes. Yo creo que tengo las capacidades para dirigir al Primer Equipo, lo que no quiere decir que después no pueda dirigir otra vez en juveniles. Al final el fútbol es uno solo. Pero yo no me proyectaba para el Primer Equipo, sólo se dio. Había otros técnicos muy capacitados como Héctor (Tapia), (Miguel) Riffo, Claudio (Rojas). Pero quizás la experiencia, porque ellos están recién empezando, se me dio esta posibilidad. Yo no busqué esta oportunidad, pero se me dio y ojalá nos vaya bien. Voy a trabajar y a tratarlo de hacerlo bien por el bien de Colo-Colo.

¿Qué aprendiste en tus pasos anteriores por el Primer Equipo?
Estuve con Lucho (Pérez) y con Fernando (Astengo), ahí llegamos a la final. Las cosas se hicieron bien. En su momento se había ido Claudio y el equipo estaba desecho. Con Lucho también lo hicimos bien. Esas experiencias hay que mantenerlas. En términos generales esas experiencias fueron más positivas que negativas.

¿Qué potencialidades le ves a este plantel?
Tenemos muy buenas individualidades. Principalmente de mitad de cancha para adelante. Atrás también hay jugadores de muy buen nivel, lo que pasa es que a veces se ven expuestos por como juega Colo-Colo. El equipo deja muchos espacios y juega al límite. Por eso hay fallas. Pero hay harto potencial.

¿Cómo va a jugar tu equipo?
Bien, espero.

¿Qué significa jugar bien?
Nosotros tenemos que ser los que pongamos las reglas del juego, eso quiere decir que manejemos la posesión, presionar en la salida, generar permanentes ocasiones de riesgo y convertirlas. Que tengamos la convicción de que somos buenos jugadores. Cada uno haciendo su rol, los resultados tienen que venir. A veces cuesta complementarlos y tampoco el equipo va a andar bien de un día para otro. ES un conjunto de elemntos.

Por lo mismo que decías sobre las individualidades ¿Te costó armar la primera citación?
Sí porque juegan once, siete a la banca, en un plantel de 24 es difícil dejarlos a todos contentos. Pero ellos son profesionales y lo tienen que entender. Hay que tratar que todos tengan su oportunidad y que la aprovechen.

La Filial y las divisiones menores juegan con un 4-3-3. ¿Vas a seguir en esa línea?
Va a depender de las circunstancias del rival, de cómo estemos funcionando. Ojalá tener siempre mucho volumen de ataque. Generar espacios y ser ofensivos.

Con el conocimiento del Fútbol Joven que tienes ¿Hay jugadores preparados para entrar al Primer Equipo?
Sí, sí hay. Conozco el tema y hay chicos como Lucho Pavez, Nico Orellana, Carlos Sepúlveda, Carlos Contreras. Hay muchos chicos que tienen buen nivel. Hay otros que estuvieron a préstamo que en la Filial han andado bastante bien como Mario Sandoval y Cristopher Penroz. Otros que están en plantel, como Esteban Pavez que es un gran jugador.

Se te ve tranquilo en este nuevo rol ¿Es así?
Estoy súper tranquilo. No saco nada con ponerme nervioso. El día del partido voy a estar nervioso porque quiero ganar. Pero tengo que irradiar tranquilidad, hay que tener calma para sacar adelante esto. Es cierto que a veces se me sale la cadena, así que no tengo que meterme con los árbitros. Lo que sí siempre le voy a exigir lo máximo a mis jugadores. Pero yo soy temperamental y me gusta ganar.

¿Es difícil transmitirle a un equipo que no tiene tantos canteranos lo que significa jugar en Colo-Colo?
Cuesta, porque uno se los inculca y se los hace ver, pero ellos son los que tienen que conocer la historia y filosofía de Colo-Colo. Acá todos te quieren ganar. Desde la sub 8 hasta Colo-Colo de Todos los Tiempos.