Platko, Tirado y Sorrel (1940-1950)

Colo-Colo comenzó la década del ’40 con la obtención del Campeonato de Apertura, tras batir en la final a Universidad de Chile por 3-2. Sin embargo, en el Campeonato Nacional realizó una irregular presentación, finalizando en la cuarta posición.

En la temporada 1941 y con una delantera letal conformada por Enrique Sorrel, César Socarraz, Alfonso Domínguez, Norton Contreras y Tomás Rojas, los albos sumaron su tercera estrella, y por segunda vez invictos con un promedio de casi 3,5 goles por partido.

Francisco Platko, nuevamente revolucionó el fútbol nacional, con la implementación del esquema de juego “WM” y del “centro half policía”, denominación que recibió el jugador encargado de marcar al centrodelantero rival, algo inédito para la época. Ese mismo año, Platko fue llamado a dirigir a la selección de fútbol de Chile, para el Campeonato Sudamericano de 1942, desarrollado en Uruguay.

Al año siguiente los conflictos económicos y directivos propiciaron la renuncia del recién elegido presidente Robinson Álvarez. Las repercusiones se notaron en la competición oficial, donde Colo-Colo sólo remató en la tercera posición. En 1943, pese a que el desgaste de los jugadores y del cuerpo técnico era evidente, el club logró ubicarse segundo dos puntos por debajo de Unión Española.

El año 1944 comenzó con la renuncia de Platko y el despido de varios jugadores extranjeros, como parte de una política de “chilenizar” el equipo, adoptada por el club ese mismo año. Los cambios surtieron efecto, ya que bajo la conducción del entrenador nacional Luis Tirado, quien reemplazó a Arturo Torres a mediados de la temporada, Colo-Colo obtuvo nuevamente el Campeonato Nacional, derrotando 3-1 en la última fecha a Audax Italiano, que estaba primero antes del partido.

Al año siguiente, pese a que contaba con gran parte del plantel que logró el campeonato, Colo-Colo realizó la peor campaña de su historia al terminar penúltimo, solo superando al débil Badminton.

En 1946 se reforzó el plantel, llegando a pagar $180.000 a Magallanes por el defensa Domingo Pino. No obstante, la gran cantidad de lesiones que afectaron al equipo, sumado el pobre rendimiento ofrecido por algunos refuerzos, no le permitieron realizar una buena campaña, ubicándose en un discreto sexto lugar.

Al año siguiente, Colo-Colo se consagró nuevamente campeón, esta vez bajo la dirección técnica del ex-jugador Enrique Sorrel, a tres fechas del final del campeonato. Este título sirvió de base para que el club organizara la Copa de Campeones de América en 1948, campeonato precursor de la futura Copa Libertadores de América, junto a River Plate de Argentina, Vasco da Gama de Brasil (posterior campeón del torneo), C.D. Litoral de Bolivia, Emelec de Ecuador, Deportivo Municipal de Perú y Nacional de Uruguay.

En los años posteriores se acentuaron los problemas deportivos e institucionales, terminando la década en la novena posición.

Contenido exclusivo para usuarios registrados como Hinchas, Abonados o Socios de Colo-Colo Sitio Oficial.

Acceso usuarios registrados

Recordarme (No lo selecciones si estás en un computador compartido o cibercafé).

¿Aún no te registras como un hincha exclusivo? Crear cuenta

Mantente conectado con nosotros