La fundación del club (1920-1930)

En los primeros meses del año 1925, el Club Social y Deportivo Magallanes se encontraba en una grave crisis institucional, debido a problemas existentes entre los dirigentes y algunos de sus futbolistas. Los jugadores más jóvenes del equipo, liderados por David Arellano, exigían una serie de peticiones que convertirían a Magallanes en un club profesional: buscaban regular el pago de sueldos a los jugadores. También se pedía el recambio de algunos futbolistas casi “inamovibles” del primer equipo.

En la reunión del club, el 4 de abril de 1925, los jugadores “rebeldes” plantearon sus demandas. Sin embargo, éstas fueron totalmente rechazadas por la directiva del club, antiguos jugadores y socios. Además, a último minuto la regencia formó parte de la elección del nuevo capitán del equipo a fin de evitar que David Arellano fuese elegido, pese a que esta decisión sólo concernía a los jugadores entre los cuales Arellano contaba con una leve mayoría. Todo esto provocó la renuncia al club de éste y sus más cercanos compañeros.

Estos jugadores decidieron juntarse en el bar “Quitapenas”, ubicado por aquel entonces en calle El Panteón 1125. Aunque en un primer momento tenían la intención de integrarse a otro club, finalmente optaron por formar una nueva institución de fútbol con sólidos principios deportivos y morales.

Tras una serie de reuniones que comenzaron la noche del 12 de abril, en casa de la familia Arellano en calle Covadonga del barrio Estación Central, finalmente la fundación del club quedó sellada el día 19 de abril de 1925, en el Estadio El Llano.

Luego de ser propuestos varios nombres (“Independiente”, “O’Higgins”, “Arturo Prat”, entre otros), Luis Contreras, escogió el nombre del Cacique araucano Colo-Colo para el nuevo equipo; nombre que identificaría lo verdaderamente chileno y popular. Nació así el Colo-Colo Foot-Ball Club.

El primer presidente fue Alberto Parodi, mientras que Luis Barros Borgoño fue designado presidente honorario.

El uniforme del club fue definido el propio día 19 de abril de 1925 por Juan Quiñones, camiseta blanca, que representaría la pureza; pantalones negros, como símbolo de seriedad; medias negras con una franja blanca, no como un homenaje al uniforme de los marinos de la Armada de Chile, y zapatos negros con una franja roja, según proposición de David Arellano.

El Colo-Colo “INVENCIBLE” de 1925


Luego de la fundación, el equipo se inscribió en la Primera División de la Liga Metropolitana. El primer partido que jugó Colo-Colo en su historia y en esa división fue ante el English, el 31 de mayo de 1925, y que terminó con una victoria para Colo-Colo de 6-0. En la misma temporada ganaron su primer “clásico” frente a Magallanes por 2-0 y, al final del campeonato, Colo-Colo se coronó campeón invicto de la Liga Metropolitana y comenzó a ser apodado como el equipo “invencible”.

Al final del año el equipo salió de gira al sur del país, jugando partidos desde Talca hasta Chiloé. El equipo perdió su invicto el 3 de enero de 1926 frente al Unión F.C. de Chillán, siendo derrotados por 3-2. No obstante, tradicionalmente se señala que el invicto fue perdido frente a Santiago Wanderers el 30 de mayo, posiblemente gracias a un telegrama enviado por Colo-Colo en el que se atribuía la derrota frente al Unión a un fuerte viento que impedía jugar con normalidad.

La trágica gira a Europa

En 1926, Colo-Colo jugó su primer partido internacional, frente a Peñarol de Uruguay, perdiendo por 5-1. Debido a los compromisos privados del club, entre los que se incluyó una gira a lo largo del país, solo jugó cuatro partidos de la Liga Metropolitana, por lo que no fue considerado en la tabla final del torneo.

El 28 de marzo de 1927, Colo-Colo fue el primer club de Chile que llegó de gira a Europa, precisamente a Portugal y España, jugando su primer encuentro en La Coruña el 3 de abril frente al Eiriña de Pontevedra.

El 2 de mayo de 1927, en un partido amistoso contra la Real Unión Deportiva de Valladolid, al minuto 35 de juego, fue fuertemente lesionado el capitán y fundador de Colo-Colo, David Arellano, producto de un golpe que le causó una peritonitis, que al día siguiente lo llevó a la muerte.

A pesar del gran impacto que significó el deceso de Arellano, ya de vuelta en Chile, y tras la fusión de la Federación de Football de Chile y Asociación de Football de Chile, que aconteció en 1926, Colo-Colo pasó a integrar la Liga Central de Football (Asociación de Football de Santiago desde 1930) de la cual se consagró campeón de Primera División en los años 1928, 1929 y 1930.

Contenido exclusivo para usuarios registrados como Hinchas, Abonados o Socios de Colo-Colo Sitio Oficial.

Acceso usuarios registrados

Recordarme (No lo selecciones si estás en un computador compartido o cibercafé).

¿Aún no te registras como un hincha exclusivo? Crear cuenta

Mantente conectado con nosotros