alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Héctor Tapia y su balance de 2a División: “Los jugadores crecieron un montón”
Héctor Tapia

Héctor Tapia Urdile -otrora goleador del Cacique, campeón con Colo-Colo 96, Clausura 97 y 98- trabaja desde el año pasado en las cadetes de los albos y esta temporada tuvo su desafío mayor: tomar el mando de Colo-Colo Filial, que participó en el torneo de Segunda División Profesional.

Tapia, utilizando a jugadores del Fútbol Joven del Cacique, apostó por jugar de igual a igual ante equipos avezados. Goleó 5-0 ó 4-1, pero también sufrió derrotas del tipo 7-4 y 6-2.

Finalizado el torneo 2012, Tapia realiza su balance de un campeonato donde el Cacique podría seguir participando en 2013.

Ocupaste 49 jugadores, la mayoría de ellos fueron jóvenes Sub 19 o Sub 17 ¿El rodaje de esos chicos fue lo mejor del torneo?
Si uno saca conclusiones del campeonato de Segunda, es que lo pudimos llevar bien. No estábamos preparados para poder cumplir bien, porque fue un equipo que estaba jugando tanto en la Sub 19 como en este campeonato y eso produce un desgaste. No es excusa, pero que la 19 haya quedado eliminada del campeonato de Apertura fue un poco por eso: Muchos jugadores expulsados, cansados, que se podría decir que fue el lado negativo.
El lado positivo fue que jugadores como (Hardy) Cavero, Nacho (González), Matías Gutiérrez, Pancho Lara, (Luca) Pontigo, por nombrar algunos, tuvieron un crecimiento importante, en un torneo un escalón antes de lo que se podría decir que es Primera B o Primera A y que les sirvió, sin duda, tener una exigencia mayor de lo que fue el campeonato de la Sub 19.

Enfrentaban a equipos profesionales que tenían otro rodaje, con objetivos para ascender, como Copiapó, Iberia, Temuco, Osorno, en fin…
Son equipos que tenían jugadores de hasta 25 años, otros mayores, jugaba (Edgardo) Abdala, que debe tener 35 años. Muchos extranjeros… y en Colo-Colo el de más edad que jugaba regularmente era el Nacho (González, de 22 años) y que es arquero. ¿El resto? Cavero 16 años, (Henry) Sanhueza 16, Kevin Orrián, Roberto Riveros, todos 16 años… Dilan Zúñiga 16 años, los año 95: Camilo (Rodríguez), Nico (Orellana), Chirigüe (Sepúlveda), Pancho Lara. Los de más edad son de año 94 o 93, o sea 18 años. Por ese lado fue bueno.
Ahora, sin duda, que si uno tiene un equipo determinado, que se trabajara –y lo conversábamos el domingo con la gente de San Felipe, que ellos tenían un equipo exclusivamente para el campeonato de Segunda- sería distinto. Nosotros no lo teníamos.
La semana pasada jugamos miércoles (Fútbol Joven), viernes (Fútbol Joven) y domingo (Segunda División)… o sea que el partido del domingo los muchachos llegan muertos. Pero igual yo saco más conclusiones positivas.

Jugó un partido Fierro, Cardozo, Olivi, Molinas… ¿La idea era ocupar preferentemente a los chicos y no tanto a los jugadores del primer equipo?
Era un lujo poder tenerlos a ellos. Pero la finalidad de participar en el torneo era darle mayor experiencia a nuestros jugadores jóvenes. Yo prefería que no vinieran jugadores del primer equipo, aunque era necesario de pronto porque debían hacer fútbol. Y cuando lo hicieron tuvieron una muy buena actitud. Yo prefería hacer jugar a nuestros jugadores jóvenes para que tomaran mayor experiencia.
Aunque tenía sus reglas poder participar: tenías que tener 7 jugadores con contrato profesional que ingresen a la cancha y no hay muchos jugadores jóvenes con contrato.
Si participamos el próximo año, creo que hay muchos jugadores jóvenes de Colo-Colo dando vuelta por ahí. Sería buena alternativa traerlos y tenerlos acá.

¿Y hacer como San Felipe, es decir, tener un equipo exclusivo para Filial?
Es lo ideal. Cuando tú tienes jugadores a préstamo, para que hagan fútbol y tengan esa exigencia, es mucho mejor tenerlos acá, bajo mi punto de vista. Acá le haces un seguimiento, los tienes a total disposición para el primer equipo y están jugando igualmente una competencia que es bien exigente, que ayuda y que te da esa experiencia. Así no desgastas un equipo de jugadores jóvenes. Es importante tener un equipo solo para ese campeonato

La Filial tenía dos características: Hubo muchas expulsiones y, por otro lado, Colo-Colo es de los equipos que hizo más goles (65) pero también es, después de Rangers, a quien más le hicieron (también 65) ¿La idea era tratar de buscar el arco rival siempre, aunque quedaras mano a mano atrás?
Es un poco como me gusta jugar a mí. De que nuestra línea esté bien adelantada, siempre buscar harto el arco rival. La cantidad de goles que nos hicieron es también porque era muy difícil trabajar el equipo. A Luca (Pontigo) yo no lo tenía, Matías (Gutiérrez) no lo tengo, Manolo (Bravo) no lo tengo. Pocas veces entrené con el once titular. A lo más un día antes del partido, y no les puedes hacer una carga mayor a un día del partido. Eso es trabajo, si no es cosa de llegar y tirar un equipo a la cancha y que juegue nomás.

¿Igual tu prefieres ganar un partido 5-4 ó 5-3 a ganarlo 1-0?
Eeee (piensa). Prefiero, prefiero. Ahora si lo puedo ganar 5-0 mejor.

Pero si tienes solo esas dos opciones: 5-4 ó 1-0
5-4, sí. Porque viví siempre el fútbol así: bien ofensivo. Ahora claramente hay que tener un equilibrio, pero sobre todo la parte defensiva es trabajo. Trabajo, trabajo. Poder tener al equipo, hacerlo trabajar en fases defensivas, poder corregir errores. Eso acá fue imposible. Primero no los tienes antes del partido y después al otro día no los tienes para poder comentar o trabajar los errores. Era complicado hacer equipo. Este mismo equipo, hubiera jugado solo el campeonato de Segunda, te lo doy por firmado que hubiéramos peleado el campeonato. Fue harto el desgaste.
Ahora tenemos la obligación de salir campeón en nuestra categoría, que es la 19. Pero los jugadores crecieron un montón. Todos. Son otros jugadores. Y ese es el roce que te da la Segunda.