alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Gallego: “Me emocionó el apoyo de la gente”

Américo Gallego comentó tras el triunfazo de Colo Colo sobre Santos que “el partido lo parto en dos. Los que vinieron en la semana les dije que avizoraba muchos goles y hubo cinco. Más todos los que erramos y ellos también”, añadiendo del rival que “jugamos con un equipo que le comenté a mis jugadores en la charla técnica de la historia, que hace 14 años no se les ganaba acá. Podíamos hacer diferencia si me hacían caso. No pude trabajar bien durante toda la semana. Era un equipo que a veces jugaba con dos puntas y un enganche o tres puntas”.

Luego, expuso que “cuando nos convirtieron jugábamos mejor nosotros, mejor parados y cuando hicimos los tres goles y en el segundo tiempo no sé qué pasó. El cambio de Cabión lo hice porque estaba amonestado y porque con Ormeño iba a tener más marca, pero le doy muchas gracias a Cabión porque está jugando en un puesto que no es el de él”.

También se dio tiempo para analizar el complemento al comentar que “nos tiramos muy atrás en el segundo tiempo, adelante de la línea de cuatro y eso nos perjudicó porque nos agarró la pelota el medio de Brasil y con un hombre como Neymar es peligroso. Cada contragolpe de Colo Colo era bravo eso sí. Lo hablé con Mena después del partido. No sé si los hice bien los cambios o no. Siempre cuando se gana se hacen bien. A Wilchez lo puse para tener la pelota y al pibe Pavez por su energía, para ser más contención que los otros dos que estaban jugando”.

Y continuó: “Soy muy temperamental en la semana con mis jugadores. En la charla puedo hacer una broma, pero siempre exigiendo al máximo a mis jugadores. Los que están lesionados tienen que venir mañana y tarde a hacerse el tratamiento y lo hacen sin chistar. Concentramos mucho menos de lo que se hacía antes, les doy la confianza que se merecen Miralles, Paredes, Jorquera, Wilchez no se pueden olvidar de jugar y esa era nuestra tarea. Soy consciente de que no estamos jugando bien. Hicimos 35 minutos buenos el primer tiempo y los últimos 10 del segundo. Pero venimos de partidos difíciles, con Unión que mueve bien la pelota, luego con el puntero, con La Calera y el mejor que ha jugado Colo Colo ante Táchira en Venezuela”, filosofó.

No dejó tampoco pasar la oportunidad para recordar que “ahora estoy contento, pero hasta mañana a las 11:00 porque nos preparamos ya para Cobreloa. Los muchachos tendrán su festejo pero hay que ver. Esto recién empieza para mí. Son cinco partidos contando el que bajé a hablar con Luis Pérez”.

Del público lanzó que “hoy viví un espectáculo muy bueno. Nunca pensé que iban a llenar. Veníamos con cancha de ocho mil y hoy ¿cuántos metieron? ¿40 mil? Me emocionó eso. La gente está bien conmigo porque yo soy ‘Tolo Tolo’ en Colo Colo así que estamos bien. Pero cuando perdamos si pasa tendré que poner la cara también”.

Finalmente, anunció rotación para la gran cantidad de partidos que vienen y advirtió que “a los cadetes les daré posibilidades, tengo varios entrenando conmigo ya. Estoy feliz, vine a un club donde sé que tengo que ganar todos los partidos porque es como en Boca o River. Mañana será otro día. Lo de la última línea se revierte con trabajo”.