alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Gallego: “La victoria era indispensable”

Américo Rubén Gallego analizó del triunfo ante el Deportivo Táchira que “el primer tiempo creo que fuimos superiores, el único error que cometimos en dejar hacer la jugada rápida por el costado. Ya hace dos fechas que venimos levantando resultados y después lo podíamos haber definido en el primer tiempo con la jugada de Rubio, pero estoy muy contento”.

En el mismo tono, dijo que “la victoria para nosotros era indispensable, porque ahora podemos jugar un poquito con el resultado contra Cerro Porteño. Primero porque lo dirige mi compadre, (Leonardo) Astrada, y segundo porque tienen con qué. En el campeonato guaraní hizo reservar a todos los jugadores para el partido contra Santos y, si Dios quiere, nos va a dar una mano”.

También se rió al contar que “terminó el partido, controlé un minuto y empezaron a decir ‘el domingo hay que ganar’. Recién terminamos de ganar una batalla y ya empezaron a pedir ganar. Por lo menos déjennos disfrutar esta noche”.

De lo que viene expresó que Católica y la “U” “son grandes rivales. Pero los jugadores automáticamente se agrandan, se ven en una final, viven el partido de otra manera en la semana, porque después vienen las cargadas, y eso es lo que me gusta de este equipo, que no tengo que decirle nada en ese sentido. Católica está jugando este jueves, a lo mejor el domingo porque es clásico pueda llegar a poner los jugadores, pero van a llegar como nosotros. Ellos tienen un plantel numeroso y nosotros no, pero lo único que pido es que se me recuperen los jugadores que tengo un poco averiados y va a ser un gran partido, y como todo clásico hay que salir a ganarlo”.

Finalmente, se refirió a Diego Rubio exponiendo que “de nuestra parte lo estamos llevando bien, y la parte periodística lo está acelerando un poquito, lo está agrandando demasiado. Tiene 17 años recién, el padre fue un gran jugador y a lo mejor tiene un poco más de temor de defraudar a la familia. El otro día jugó contra el hermano, que vino llorando y lo consolé yo, y entonces son cosas que se le van a cruzar a este chico, que tiene un futuro enorme. El chico entró contra el Santos, el de Pelé, entonces no es joda. Hizo un gol de otro partido, se venía con confianza, hizo dos goles el otro día y lo tuve que mantener”.