alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Entrevista a Rodrigo Millar, II parte: Jugaré el Mundial de Brasil
Chino Millar

Rodrigo Javier Millar charló de todo. En la anterior entrega, publicamos su visión ante las críticas y su amor por Colo-Colo, entre otras cosas. Ahora, mostramos lo que nos dijo el Chino sobre la selección nacional.

El volante se tiene fe. Sabe lo que juega y dice que volverá a la Roja. Lo comenta tras un análisis bastante racional:

“Sé que leo muy bien el juego, por los años que llevo. Hay muchos jugadores que pasan cierta edad y la experiencia los ayuda a jugar. Y ese es mi caso. Tengo ubicación… En Colo-Colo hablo harto con el Rafa (Caroca), siempre le digo que tiene que jugar con un ojo en la espalda. No soy un jugador muy vistoso, no hago 20 goles, no me paso a 4 jugadores juntos, pero me posiciono bien, hago jugar al equipo, soy el desahogo de la mayoría de mis compañeros… es una virtud importante que a veces la gente no lo valora, porque no sabe mucho. El tener buen pase de salida, hacer coberturas…”

¿Crees que volverás a la selección, piensas en eso?
Obvio que pienso en eso. No tengo duda de que puedo jugar en la selección sin ningún problema. Las veces que me tocó estar siempre rendí. Ojalá que pueda estar algún día.

¿Qué falta para eso?
Resultados, que Colo-Colo juegue mejor, porque en un momento éramos todos malos, no servíamos, entonces tampoco podíamos aspirar a la selección cuando los rendimientos no son de la mejor manera.

¿Crees que el rendimiento colectivo ayuda a que brillen más los jugadores?
Sí, obvio. El fútbol, siempre lo he dicho, es un deporte colectivo y es muy difícil que un jugador brille solo, salvo los goleadores. Por ejemplo (Esteban) Paredes, que son los que la meten adentro… Pero después los demás jugadores es muy difícil que brillen cuando un equipo colectivamente no funciona. Y me parece que el tema de la selección va de la mano con eso. Un equipo que clasificó en la última fecha a los playoffs, que le costó mucho encontrar un nivel de juego, un estilo de juego, que no tuvo jugadores que brillaran, es muy difícil que el seleccionador se fije en este lado.

¿A quién sacarías del mediocampo de la Roja? Marcelo Díaz, Gary Medel, Arturo Vidal…
A cualquiera. A Vidal lo dejamos en la banca (risas)

Tú partiste jugando de central
Yo era delantero y una vez faltaba el central y como era el más grande me pusieron a mí. Pero como me ponía a enganchar atrás, no sirvió mucho…. Me la quitaban (risas). Jugué de stopper y en el primer equipo de Huachipato me pusieron de volante. Jugaba con Andrés Scotti de contención, cuando debuté.

¿Procesaste lo que viviste en el Mundial de Sudáfrica?
Eso es algo que a uno no se le borra nunca. Cuando venga el Mundial (de Brasil) harán el recuento del Mundial anterior y volverán las imágenes. Son momentos que, como futbolista, son de la mayor alegría que uno puede tener. No se me olvida nunca más el día que estábamos cantando el himno nacional para jugar el primer partido (ante Honduras en Nelspruit)… Tenía unas ganas de llorar, un nudo en el pecho. Después hablábamos con los compañeros que estábamos ahí y estábamos todos iguales. Es el sueño de todo futbolista desde chico jugar un Mundial. No es lo mismo jugar una Copa Libertadores, una Copa Sudamericana o un Mundial Sub 20 que a mí también me tocó jugar. Se paraliza el mundo por un mes por el Mundial.

Eso se valora con el tiempo
Uno después le va tomando el peso a lo que está viviendo. Porque ahí uno está preocupado de entrenarse, de ganarse una posibilidad de jugar, pero a medida que van pasando los años uno se da cuenta de la importancia que tienen jugar un Mundial. Ahora la selección está bien, clasificó a un Mundial y lo más probable es que clasifique a otro, pero no somos un país que clasifiquemos a todos los mundiales.
Y lo disfruté por el momento que me tocó vivir a mí también. Yo me tuve que ir de acá (de Colo-Colo, a inicios de 2008). Estoy seguro que cuando me tuve que ir a Colombia deben haber dicho que se terminaba mi carrera. Nadie daba un peso por mí de que iba a llegar a un Mundial, con un técnico tan exigente como (Marcelo) Bielsa.

Ahora el técnico de la selección es Borghi, el mismo que estaba cuando te tuviste que ir de Colo-Colo
Si yo no fui titular con Claudio fue porque ese equipo (de 2007) jugaba de memoria. Claudio me trajo de enganche y estaba Giovanni Hernández y así todo debo haber jugado varios partidos (N.de R: 26 entre Apertura y Clausura 2007). En los torneos que estuve con él, hice goles. Tampoco es un tema que me cuestiono.

Además después aclaraste todo con Borghi
Cuando volví a Colo-Colo el Bichi se había ido, pero después me citó a la selección, fui a la Copa América. Esto es rendimiento, porque hay jugadores en mi posición que están mejor que yo, por eso no estoy.

¿Encuentras que está mejor que tú Marcelo Díaz, por ejemplo?
Y por el momento del equipo también, si eso influye mucho. Pero a mí no me queda ninguna duda que si me ponen en la selección juego tranquilamente.

Cómo recuerdas el gol que hiciste a España, en el Mundial de Sudáfrica
Se ríen todos, me dicen que fue suerte, que le pegó a (Gerard) Piqué y tienen razón, si fue suerte. Si no rebotaba (Iker Casillas) la agarraba con una mano. Pero ahí viene mi respuesta: si Suiza le hacía un gol a Honduras en ese minuto nos quedábamos afuera. Entonces ese era el gol de la tranquilidad. De algo sirvió porque cuando llegamos al camarín en el partido contra España vimos que el otro partido iba 0-0, nosotros íbamos perdiendo 2-0 al entretiempo, con uno menos. Si Suiza hacía un gol nos quedábamos afuera, entonces un poquito de tranquilidad igual nos trajo ese gol.

¿Qué pasó con Brasil, en la eliminación?
Con Brasil nos pasó siempre lo mismo. Hicimos muy buenos partidos, pero cuando uno piensa que los tienes, te matan. En tres minutos nos ganaron el partido. Pasó también en el partido de las eliminatorias en Brasil. Por ir a buscar el partido después del empate, perdimos.

Cómo vivieron el Mundial fuera de la cancha
Había que vivir todo a concho, uno nunca sabe si iba a tener la posibilidad de volver a estar ahí. Estuvimos como un mes encerrados ¿Con qué nos entreteníamos? Los que le gustan los jueguitos, con los jueguitos. Yo chateaba con mi familia, hablaba con la gente de Chile. A mí no me gustan los PlayStation. Y ahí en la pieza del Matías (Fernández) con el Celia (Arturo Vidal) se juntaban a hacer campeonatos. Yo iba a mirar, hacía barra. Y lo otro es que la mayoría de los días entrenábamos a doble turno. Los entrenamientos con Bielsa son full.

¿Cómo es Bielsa como DT?
El tipo te saca el jugo. Te lleva a que uno dé el máximo de la capacidad. En los entrenamientos no hay minutos de relajo, son todos al cien por ciento. Él siempre nos decía que por ejercicio hiciéramos dos repeticiones, que con eso bastaba, que el jugador profesional no necesita más repeticiones. No tienen que ocupar energía en más repeticiones, decía.

¿Entonces es mito eso de que Bielsa los hacía repetir el mismo ejercicio 40 mil veces?
Repetíamos los ejercicios, pero así como nos hacía repetir, tenía también 40 ejercicios distintos. Para cada partido hacía ejercicios distintos. Para cada equipo que nos enfrentábamos hacía énfasis en una cosa. Es un tipo que se preocupaba del más mínimo detalle. Tenía personas que trabajaban con él que antes de los partidos nos mostraban la alineación completa de los rivales, nos mostraba en la televisión, por ejemplo, la jugada del lateral derecho: Cómo marca, si pasa o no pasa… todo. A mí por lo menos nunca me había tocado un técnico que trabajara de esa manera.

¿Es el técnico que más te ha marcado?
Yo le agradezco mucho a él y a su cuerpo técnico porque los técnicos que habían estado antes en la selección nunca me dieron la oportunidad de estar. Cuando llegó Bielsa, por lo exigente que era, tienen que haber dicho: ‘El Chino Millar menos posibilidades tiene’. Sin embargo el tipo me puso y en partidos trascendentales. Jugué ante Paraguay allá, con Venezuela, con Bolivia, jugué el partido de la clasificación con Colombia de titular.

Chino, ¿Vas a jugar el Mundial de Brasil?
Sí (dice categórico)

¿Y a qué club pertenecerás?
A Colo-Colo, así que me tienen que renovar (risas).
N. de R: Millar termina contrato con Colo-Colo en junio de 2013.