alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
En la cancha David Arellano se cerró la temporada de la Escuela de Adultos
cc

Como ya es costumbre en cada año, la Escuela de Adultos de Colo-Colo cerró su temporada con sendos partidos amistosos jugados en la mismísima cancha David Arellano del Estadio Monumental, donde los alumnos desplegaron su talento y sus ganas, en un entorno emocionante.

“Siempre es bueno jugar en este estadio. Son emociones que uno guarda todo el año. Es emotivo jugar acá. Esta escuela se ha transformado en un ejemplo a seguir”, señaló el jugador Nicolás Flores.

El grupo de los martes y los jueves culminó así un hermoso año. Los muchachos recibieron además su diploma acreditándose como jugadores de la Escuela y disfrutaron de una cena, acompañados por el cuerpo técnico y autoridades del club.

“Colo-Colo es un club social. Y ustedes son parte importante de eso”, señaló Ricardo Lobos, encargado de finanzas de la institución quien habló en la ceremonia a nombre de Aníbal Mosa, quien se encontraba en una reunión en la ANFP.

Los jugadores, además, aprovecharon para homenajear a uno de los profesores, el mítico Daniel Díaz quien se está recuperando de una enfermedad. También, aplaudieron a Raúl Ormeño, quien deja la Escuela Adultos para tener dedicación exclusiva como Asesor del Primer Equipo.

El coordinador de la Escuela, Luis Hormazábal, también rescató el sentido social que significa tener la Escuela Adultos de Colo-Colo. Un lujo, como señalaron los mismos jugadores.