alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Caroca: "En Colo Colo desde chicos nos enseñan a ganar"

Rafael Caroca nació en Curicó hace 20 años, llegó a Colo Colo y pronto se destacó en el equipo de proyección, con el que debutó el año 2006 ante Ñublense en el Monumental, “fue cuando el plantel andaba en México, por la gente y por el hecho de jugar en el primer equipo, fue lindo, pero el resultado no, porque perdimos 4-1”, recuerda.

“Rafa” tiene ese sello de los formados en el David Arellano, ese sello que según sus palabras, “desde chicos, acá se nos inculca que tenemos que ganar y nos contagiamos con esa hambre. Nuestra historia siempre ha sido ganar y esa presión es súper linda”.

El semestre pasado, “Rafa” fue de los jugadores jóvenes formados en casa que más jugó, “el semestre pasado jugué harto y ahora tengo que seguir entrenando duro para ser citado y si me toca entrar, hacerlo bien”.

Para este domingo ante Curicó, Caroca podría ser de la partida en un puesto algo nuevo para él, que habitualmente lo hace en la contención, “estoy entrenando como lateral derecho para el fin de semana y estoy aprovechando las oportunidades. El “profe” me pide dar salida, pero he estado trabajando en distintos puestos así que no es nuevo”.

Esperanzas de Toluon
Este año, Chile se consagró campeón del Torneo Esperanzas de Toulon, donde Rafael fue titular en casi todos los partidos, además de ser un experimentado, pues el 2008 también lo jugó e incluso ganó el premio a l mejor jugador joven del campeonato con 18 años.

¿Cómo fue la experiencia en Toulon?
Muy buena, uno adquiere roce internacional y te das cuenta que no te perdonan ni una, también que hay que estar concentrado todo el partido, que hay que ser fuerte físicamente y sobrepasar al rival colectivamente.

En este campeonato tuviste la expulsión más rara del torneo y quizás del mundo, te muestran la roja después de un choque y más encima, antes, el árbitro ya había cobrado el foul para Chile.
La verdad, que todavía ni yo la entiendo. Después del partido el árbitro se acercó al camarín a pedirme disculpas, las que lamentablemente no me sirven de mucho porque yo quería jugar la final y no se podía hacer nada para jugarla…

Me imagino la calentura que tenías el día de la final
Si, obvio, me picaban las “patitas” por entrar a la cancha, mas encima los franceses nos canchereaban antes de la final y queríamos ganarles. Hicimos un muy buen campeonato y además teníamos la suerte del campeón.

¿Cómo mataban las horas donde no entrenaban o jugaban?
En los ratos libres, descansábamos, escuchábamos música y chateábamos. No había mucho tiempo libre la verdad, salvo un día que fuimos a la playa después de clasificar. Para buena suerte nuestra en la playa las mujeres hacían toplees, entonces nadie se metía al mar a bañarse, estábamos todos en la arena haciendo que tomábamos sol… jajaja.