alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
“En 2013 quiero salir campeón del torneo y la Sudamericana”
De la Fuente contra la Unión

Cuando Fernando De la Fuente llegó a Colo-Colo todavía no era un futbolista reconocido por la masa. Pocos sabían de sus condiciones como volante de contención y muchos menos que venía de ser uno de los mejores en su puesto en el último campeonato.

Lo primero que llamó la atención entonces fue su personalidad. Luego de ser asesorado por gente del club, el argentino decidió ocupar la camiseta número ocho. Un peso mayor que otro número por la marca que dejaron Ormeño y Espina con esa tricota. Finalmente De la Fuente terminaría por ser una de las incorporaciones mejor valoradas de esta temporada y de a poco se empieza a meter en la piel de la hinchada popular.

Cuando llegaste conversamos con un Fernando De la Fuente con muchas expectativas ¿Se cumplieron en este primer semestre?
La expectativa en un club grande siempre es ser campeón. Nos quedamos tranquilos porque dimos el 100 por ciento cada uno. Nos superó Unión Española y hay cosas por mejorar. Si ves el semestre pasado y ves este, mejoramos mucho, pudimos entrar a una copa y terminamos primeros en la fase regular.

Pero más allá de lo deportivo, como club seguro que tenías una idea de lo que era Colo-Colo. Pero debe ser distinto vivirlo ¿Cómo ha sido este semestre?
Lo hablo con mi señora, con mi familia. Te dicen lo que es Colo-Colo, pero vivirlo día a día es rarísimo. Salir a la calle y que la gente te reconozca, es un club en el que cualquiera quiere estar. Por algo es el más grande de Chile. Para uno estar acá es un orgullo. Es difícil llegar, pero es todavía más difícil mantenerse. Espero seguir esforzándome y seguir muchos años acá.

¿Se parece un poco a Racing?
No, creo que más. Esto es como el Boca de Argentina, el más grande. Lo que es la gente, el reconocimiento, las presiones.

Se rumorea que te vas de Colo-Colo ¿Qué le puedes decir a los hinchas?
A mí nunca me dijeron que me iba a ir. Yo vengo trabajando para que el club pueda comprarme. En todo caso siempre estuve concentrado en ser campeón, de lo demás siempre traté de mantenerme al margen. Yo me quiero quedar.

¿Cuánto te pesó esa amarilla en el partido contra Audax Italiano?
Bastante. En ese partido fui mal echado. A Olarra le sacaron la amarilla, Hernández hizo señas a la hinchada y a nosotros con Pancho Prieto nos dieron tres fechas. Entonces son cosas que dan bronca. Más en lo que quedaba de campeonato. Creo que fuimos perjudicados.

En el mediocampo partiste siendo reserva. Pero cuando tomaste la camiseta de titular no la soltaste más.
Sí, al principio me costó porque llevaba un mes y medio sin entrenar. Como no era titular me costaba agarrar el ritmo. Por las cosas del fútbol, que al Rafa le dieron tres fechas, tuve continuidad y creo que lo aproveché. Soy exigente y creo que me falta mucho por mejorar y espero en el próximo semestre pueda mostrarlo.

¿Qué tal es jugar con el Chino Millar en el medio?
El Chino te hace las cosas más fáciles. Es más simple jugar con alguien así. Nos entendimos bien y espero poder jugar muchos años más con él.

La gente te respeta y te quiere mucho acá en Colo-Colo. ¿Cómo sientes esa conexión naciente con el hincha colocolino?
Contento porque la gente reconozca el esfuerzo que uno hace en la cancha. Igual los resultados ayudan un poco. Cuando se gana vienen los elogios. Por eso hay que tener los pies sobre la tierra, para seguir mejorando, salir campeón y así me sigan queriendo algunos años más.

¿Qué es lo que hay tener para jugar en Colo-Colo?
Es lo que te decía antes. Acás es difícil llegar y muy difícil mantenerse. Eso se nota porque la presión que tienes todas las semanas es muchísima. Tienes que rendir, ganar y salir campeón. Es difícil. Ahora siendo argentino, allá esta presión está en todos los clubes. Entonces eso es un punto a favor nuestro. Igual o trato de que las presiones queden afuera y enfocarme sólo en el juego.

¿Cuál es tu deseo para el próximo semestre?
Lo que deseo es ser campeón, del campeonato y la Sudamericana.