alturaarrow_down-red arrow_side badge-facebookbadge-instagrambadge-twitterclosedebutemail facebook gallery-nextgallery-prevgallerygoogle instagram lightbox-nextlightbox-prevlive-atajada live-cambio live-gol live-jugada-peligrosa live-offlive-player-in live-player-out live-red-cardlive-silvato live-tarjeta-amarillalive-tarjeta-roja live-timerlive-yellow-cardnacimientonacionalidadnextopenpagination_downpesopinterest prevquotesearchslide-nextslide-prevtimeline-left timeline-right twitter videoswhistle worldyoutube
Empate con sabor amargo
Paredes vs Católica

Rápidamente Colo-Colo demostró que había entrado a San Carlos a ganar el partido. Se instaló en campo cruzado, recuperó siempre rápido la pelota y de a poco generó llegadas profundas que sufrían los locales. Primero Martín Rodríguez desbordó y dejó en posición de remate de Esteban Paredes, el 7 remató potente pero el balón se lo sacaron de la línea.

Luego fue el turno de Octavio Rivero que entró habilitado por el centro, condujo y luego enganchó a la entrada del área, Parot y Maripán pasaron de largo. El uruguayo metió un zurdazo potente buscando el ángulo de Toselli, el balón casi se mete, el arquero estaba parado. La supremacía alba tuvo su premio por fin a los 21 cuando Luis Pedro recuperó un balón en la salida de Católica, combinó con Paredes que alargó para Martín, el 14 le devolvió el balón, el goleador intentó sacarse a a Toselli que se lanzó por el balón, cayó el 7 y la pelota le quedó a Martín para que liquidara y así lo hizo. Merecido gol para el Cacique, merecido gol para Rodríguez, el mejor del primer tiempo.

A partir del minuto 30 Católica mejoró mucho y obligó a Colo-Colo a defender. Paulo Garcés fue clave en ese pasaje del partido cuando le sacó una pelota inmejorable a Fuenzalida y manoteó una pelota que se colaba en el ángulo.

El segundo tiempo fue mucho más abierto que el primero. Católica presionó más y el Cacique encontró más espacios. La UC consiguió el empate con una pelota detenida cabeceada por Maripán y rápidamente el Popular recuperó la ventaja con una asistencia maravillosa de Pajrito y una definición demoledora de Octavio Rivero. El partido parecía que se teñía de blanco especialmente porque los locales no lograban entrarle al Cacique y sobre todo cuando el propio Rivero encaró mano a mano a Toselli, Lanaro lo bajó, Gamboa pitó penal y expulsó al central cruzado.

Esteban tuvo en sus pies el partido y el héroe de la fecha pasada buscó el palo derecho de Toselli, el 7 abrió demasiado el botín y terminó fallando por muy poco. No aprovechamos nuestro komento y Católica salió a buscar el empate con todo lo que tenía. No generaba peligro la UC, hasta que Gamboa cobró como penal un roce de Barroso con Buonanotte. Castillo no falló y terminó consiguiendo un empate que no se veía posible.

Fue superior el Cacique, debió y pudo haberlo ganado. Pero terminó empatando. Seguimos haciendo buenos partidos, aunque el resultado no nos favorezca.